Siempre imaginamos cómo es la vida de las celebridades que admiramos, si ésta es como los personajes que interpretan en la tv. También deseamos ver unidos en relaciones amorosas [VIDEO] a los actores que hicieron pareja en un programa determinado que solíamos disfrutar. Eso solo ocurre en nuestras mentes, pensamos de una manera muy distinta, la realidad dista mucho de lo que nos imaginamos.

Dawson Creek fue una serie de tv que mantuvo entretenida al público de la década de los 90, sus actores dieron vida a personajes que nos atraparon. Nos sentimos identificados con muchos de ellos y hasta nos enamoramos en secreto aun sabiendo que solo sería un sueño.

El protagonista de esta serie fue el actor James Van Der Beek, quien desempeñaba a un joven indeciso y amante del cine con una familia algo disfuncional. Seguro que este personaje fue la ilusión de muchas chicas de la época.

Personaje vs realidad

En la serie el personaje principal, Dawson Leery, lleva una vida aparentemente perfecta, lo que cambia con la crisis matrimonial de sus padres, luego trata de sobrellevar el problema de la mejor manera posible. Se enamora de su nueva vecina Jen sin saber que su mejor amiga Joey está enamorada de él. Así transcurre su vida sin dejar de lado sus logros personales como lo es hacer cine, entre una cosa y la otra se desenvuelve la trama logrando captar la atención del público.

Mas esto es solo un personaje, puesto que James en la vida real admite que si de él dependiese su familia sería numérica y la más feliz del mundo.

Cosa que demuestra a través de su boda con Kimberly Brook, una consultora de negocios con la que ya tiene 4 hijos, ellos son Olivia, Joshua, Anabel Leah y Emilia.

A pesar de tener una familia numerosa agregan un nuevo integrante a la familia, el caso es que Kimberly está en la dulce espera. Toda la familia se encuentra emocionada por la llegada de un nuevo bebé al hogar, ansiosos hacen preparativos para recibir al mismo de manera satisfactoria.

Si comparamos su vida con la de Dawson Leery [VIDEO] nos damos cuenta que no coinciden en nada solo en el tema del cine, pues James tiene una familia numerosa y feliz y Dawson tenía una vida familiar algo disfuncional. Así que podemos ver que idealizamos los personajes de esas historias que nos atraparon y como siempre nos adentramos en el surrealismo. Si eres amante del cine y disfrutas de momentos en casa con la tv de seguro que has pasado por esto. Te invito a que analices si en alguna ocasión te has envuelto en este mar de fantasías.