Debido al estado de alarma, cuando el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, sale a hacer declaraciones, los periodistas han de hacer preguntas de forma telemática, enviándolas al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, el cual es acusado de censurar previamente y de forma sistemática estas, como ocurrió cuando le quisieron preguntar por la prórroga de quince días del estado de alarma.

Según una encuesta demoscópica realizada por ABC/GAD3 un 56,3% de españoles consideran que el presidente del Gobierno no transmite confianza, un 63,2% cree que el Gobierno está ocultando información sobre la pandemia y un 65,6% que no está contando la verdad.

Y, comparando las estadísticas, César Vidal afirma que España está a la cabeza de número de muertes del mundo tanto en números relativos como absolutos.

Una parte de los españoles no confían en el Gobierno y creen que les miente

El País publicó que, según un informe del Instituto de Salud de la Carlos III, la falta de pruebas ha dejado fuera de los recuentos a más de la mitad de los fallecidos en Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León durante varios días, por lo que las cifras oficiales de contagiados y muertos podría ser mucho mayor.

La información del Gobierno es sesgada al solo contar las muertes de aquellos que habían dado positivo de Coronavirus. De esta forma, se deja de lado los casos de las residencias de ancianos y domicilios particulares que, o por falta de test rápidos, escasez o por no recibir prueba alguna por la circunstancia que fuera, no les hacen autopsia, de forma que no engrosan a las filas de muertos por el Covid-19.

Según un informe del Instituto de Sanidad de la Carlos III, el número de infectados y muertos podría ser mucho mayor que los números oficiales

Ambas Castillas has sido las que más han padecido esto, según informa César Vidal en su programa radiofónico de ayer. Aquellos que mueren o se encuentran fallecidos (como encontró la Unidad Militar de Emergencias en algunos geriátricos) sin haberse hecho la prueba quedan registrados como “muerto por neumonía”.

Es así porque si fuese por coronavirus, aumentarían la estadística y sus familiares podrían tomar futuras acciones contra el Gobierno.

En Madrid, Manuel Dolz Lago (fiscal y mano derecha de la exministra Delgado en la anterior legislatura) se encargará de investigar la muerte de ancianos. Por otro lado, Cataluña, Aragón Cantabria, Navarra y Valencia ocultan sistemáticamente sus datos de muertos e infectados, como denuncia el periódico Libertad Digital y Federico Jiménez Losantos en EsRadio.

En la comunidad catalana, hubo un incremento de infectados del 136% y del 323% en muertos en cinco días.

Hay comunidades autónomas que ocultan datos de forma permanente y evidente

Pero las mentiras del Gobierno no quedarían ahí. La estafa de los test rápidos para detectar el Covid-19 no fue de 10.000 unidades sino de 620.000, la policía llevaba tres meses comprando mascarillas cuando dijeron que eran tres semanas, Ayuso ha tenido que desmentir que el Gobierno esté entregando todo el material sanitario que dice a la Comunidad de Madrid, la evidente manipulación de RTVE, y así muchas más.

Y, como sugieren Losantos y César Vidal, parece que no es casualidad que se intente centrar la atención en Madrid como foco de la pandemia en España y sea el mayor centro de las críticas, dado que es el PP quién gobierna allí, cuando ha sido la comunidad autónoma que más rápido ha respondido y con mayor eficacia a la crisis.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!