La presentadora británica Caroline Flack, que tuvo un romance con el príncipe Harry y hasta su muerte, novia del tenista Lewis Burton, era una famosa presentadora británica. Su último y famoso reality presentado fue Love Island ( La Isla de las Tentaciones en España [VIDEO] ). El pasado 15 de Febrero puso fin a sus 40 años de vida ahorcándose en su apartamento de Londres, no sin antes dejar una carta, donde contaba parte de sus sentimientos y estado actual.

Antidepresivos y un juicio a la vista

Caroline Flack no pasaba por uno de sus mejores momentos, ya que a su ansiedad y su depresión, había que sumarle la denuncia, por una supuesta agresión que le puso el pasado 12 de diciembre su novio Lewis Burton, donde según él, ella le atacó mientras dormía, tras leer unos mensajes en su móvil y creer haber descubierto una supuesta infidelidad.

Debido a esta denuncia, Caroline tenía una orden de alejamiento, donde no podía acercarse ni comunicarse con Lewis hasta el día del juicio. Según el diario británico Daily Mail, Flack estaba aterrorizada por el juicio que le esperaba en Marzo.

La carta de Caroline

Este miércoles, la madre de Caroline, ha llevado a cabo la publicación de la carta que escribió poco antes de su muerte, a través del diario Eastern Daily, donde cuenta las situaciones de estrés que ha tenido que afrontar a lo largo de su vida.

Entre ellas, todas las malas opiniones que ha recibido durante diez años; sin embargo, matiza que había que soportar todas estas cosas, ya que es parte de su profesión.

Continúa hablando sobre el incidente ocurrido con su novio. En este sentido, habla de sufrir crisis emocionales desde tiempo atrás, pero sobretodo de su responsabilidad del incidente con Lewis. En esta línea, recalca que lo que ocurrió fue un accidente tras una discusión, nada más lejos de un maltrato.

Cuenta cómo su situación estaba afectando a sus seres queridos. Según aclara ella, en su carta, su situación desbordaba también a su familia y amigos, que siempre la han apoyado. Además, tras su detención perdió su trabajo y su hogar, sintiendo que todo aquello que había conseguido se desvanecía.

Lo único que pensaba era en cómo recuperar su vida y la de sus seres queridos, así como no tener que esperar autorización de nadie para poder hablar o callar.

Según la madre de Caroline, ésta le envió este mensaje a finales de enero, pero no lo hizo público en sus redes sociales por consejo de sus asesores.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!