Malas noticias para el barcelonismo. Cuando parecía que el equipo había recuperado buenas sensaciones a base de juego convincente y pegada, Leo Messi caía lesionado en la goleada al Sevilla en un encontronazo con el Mudo Vázquez. De manera involuntaria, el rosarino apoyó el brazo al caer. Sus gestos de dolor en el campo hacían presagiar lo peor y finalmente tuvo que abandonar el terreno de juego por precaución.

Al término del partido, la hinchada blaugrana esperaba impaciente noticias de su estrella, hasta que fueron sucediéndose las primeras informaciones: fractura en el radio del brazo derecho.

¿Diagnóstico? Lo que nadie quería escuchar: 3 semanas de baja. Un período en el que se pierde compromisos tan importantes como el Inter (Champions), el Clásico del 28 y otros tantos de Liga y Copa.

Ahora, la cuestión apunta a una misma persona: ¿qué hará Valverde sin Messi? El preparador se enfrenta a la difícil tarea, por no decir imposible, de tapar la ausencia del mejor del mundo. Afortunadamente, posee plantilla para abordarlo y solo faltaría reorganizar algunos aspectos del juego. A continuación propongo algunas opciones que, bajo mi punto de vista, podrían ser las más adecuadas.

Conservar el 4-3-3 pero con una excepción

En la línea de ataque La Pulga ocupa habitualmente la banda derecha.

En esta ecuación, y valorando el choque contra el Sevilla, se baraja la posibilidad de ubicar a Osmane Dembélé en esa demarcación. Si bien es cierto que su actuación dejó mucho que desear, la directiva tiene muchas esperanzas depositadas en él y están dispuestos a concederle una oportunidad para reivindicarse.

Es la principal excepción.

Luego está la medular. En principio, no se prevé que vaya a sufrir muchos cambios. Valverde apostaría por una parcela ancha compuesta por Iván Rakitic, Arthur Melo y Sergio Busquets (Arturo Vidal).

Y por último, la zaga. Las bajas de Thomas Vermaelen y Samuel Umtiti suponen un auténtico dilema, que conllevaría a tirar de cantera en caso necesario.

Gerard Piqué y Clement Lenglet serían los encargados de proteger la meta azulgrana.

Coutinho como piedra angular

Ya hemos oído innumerables veces la famosa frase de "Messi es el Barcelona y 10 más". En efecto, es sabido a la perfección que el equipo juega para el crack argentino. Sin embargo, existe otro jugador que por sus características o virtudes haría de "improvisado Messi"; Philippe Coutinho.

Cuando el punta brasileño parte desde la banqueta, el equipo ve mejoradas claramente sus prestaciones, lo que prueba ser una pieza indispensable. Coutinho es, despúes de Messi, el jugador más determinante. Si son capaces de "jugar" para el carioca, minimizarán en buena medida la messidependencia.

Sigue la página FC Barcelona
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!