Llega el partido más esperado de la temporada, el Clásico del próximo domingo en el Camp Nou por una nueva jornada de La Liga. Julen Lopetegui [VIDEO]y Ernesto Valverde se verán las caras para un partido con características especiales. Sin la presencia de Cristiano Ronaldo y sin Lionel Messi, los locales tienen la firme intención de reafirmar el buen momento futbolístico demostrado en los últimos partidos, y los visitantes quieren mantener la racha victoriosa como visitantes para salir de la crisis y para mantener a Lopetegui en el banquillo blanco.

El Barça quiere reafirmar el buen momento

El equipo que conduce Ernesto Valverde llega al Clásico atravesando un buen momento producto de sus últimos triunfos.

La victoria ante el Tottenham y el Inter de Milán por la Champions League son el testimonio del poderío culé, su buen manejo del balón, el asentamiento de sus jugadores y un juego por momentos brillantes, que son las cartas que pondrá en la mesa el Barça.

El triunfo culé ante el Inter por la Champions League le dio al conjunto de Valverde la seguridad en sí mismos y con brillo supieron suplir la ausencia de Lionel Messi quien estará alejado de los campos de juego por tres semanas.

Con buen Fútbol y con jugadores que dan que hablar por estas horas; con un Arthur que ha sabido ganarse la titularidad en base a un excelente manejo del balón; con un Jordi Alba, considerado como el mejor lateral del momento aunque Luis Enrique aún no se haya dado cuenta; y con un medio campo de lujo que integran Busquets, Rakitic y Arthur, tendrán la opción para dar una vuelta a la racha adversa que el equipo azulgrana tiene con el Real Madrid en visitas al Camp Nou.

El Real Madrid quiere ganar para alejar las críticas

Una situación totalmente diferente vive el Real Madrid, que quiere ganar el Clásico del próximo domingo, para mantener la racha de victorias en el Camp Nou. El conjunto blanco tiene 1.317 días sin conocer la derrota en Barcelona ante su eterno rival con dos triunfos y dos empates.

La dorada época de Zinedine Zidane como entrenador lo tiene al conjunto merengue victorioso desde la temporada 2015-16, cuando el Real Madrid cortó la racha de 39 partidos sin perder cuando Luis Enrique era el técnico del Barcelona con 1-2 a favor del conjunto blanco con goles de Benzema y Cristiano Ronaldo.

Hoy la realidad del Real Madrid es totalmente diferente y llega al Camp Nou con la obligación de buscar una victoria para recobrar la esperanza y para mantener por un tiempo más a Julen Lopetegui como entrenador madridista.