El próximo domingo a las 16:15 horas se va a vivir uno de los clásicos más descafeinados, quizá en cuanto al nombre de jugadores, y sobretodo, al estado de forma de los equipos.

Se avecina eso sí, un clásico que puede marcar toda una temporada futbolística tanto para el Barcelona como para el Real Madrid. Del mismo modo, también puede determinar el futuro de los inquilinos de los banquillos de ambos clubes en estos momentos, Valverde y Lopetegui.

Pero sin duda, si alguien actualmente está en el ojo de todas las miradas, ese es Julen Lopetegui, que, sin lugar a duda, se juega el todo por el todo en este partido.

"Salvar" a Lopetegui

El futuro de Lopetegui pasa claramente por lo que pueda pasar el Camp Nou, el entrenador blanco llega a este enfrentamiento más cuestionado que nunca, y con la premisa clara de necesitar el triunfo para poder continuar al frente del banquillo del Real Madrid en las siguientes jornadas.

El crédito del vasco está bastante acabado, y los jugadores tienen la clara idea de realizar un buen partido para así poder ayudar a su técnico a conservar el puesto. Lopetegui parece sentenciado, aún incluso siendo positivo el resultado del partido, pero se antoja difícil realizar la destitución cosechando un triunfo.

Más daño sin Messi

Una de las características que va a empobrecer este partido, será la ausencia de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo [VIDEO] por primera en muchos años. Con lo que en este sentido, tanto en el Barcelona como en el Real Madrid tendrán que ser otros jugadores quienes quieran asumir el liderazgo del equipo en este partido.

Más aún puede doler la ausencia de Messi en el caso de derrota para el Real Madrid, y, más aún, puede servir para poner la sentencia definitiva a Lopetegui.

La victoria en Champions no frena la tensión

En otro de los "Match Ball" de Lopetegui el Real Madrid logró solventar la papeleta no sin sufrimiento, frente al modesto equipo del Viktoria Plzen. Sin embargo, el pobre resultado y el partido exhibido en el feudo blanco no sirvieron para calmar las aguas frente a este partido.

La tensión resulta evidente, en muchos aspectos del club, empezando y como muestra clara por la actitud de los jugadores frente a la prensa. Todo esto centrado principalmente en la figura de Marcelo, [VIDEO]siendo junto a su entrenador uno de los principales señalados, además de por su nivel en el campo, por las últimas salidas de todo que ha tenido frente a los medios.

Así pues, este clásico resulta de vital importancia para el Real Madrid, y sobretodo para Lopetegui que puede ver como este es su último partido como entrenador blanco.