Con Lionel Messi en las gradas como espectador, el F.C. Barcelona dio un paso al frente y obtuvo su tercer triunfo consecutivo en Champions League que lo coloca como único líder del grupo y asegura su pase de los octavos de final. Los dirigidos por Ernesto Valverde consiguieron un triunfo que le devuelve la confianza en sí mismo tras algunos partidos donde había caído el rendimiento del equipo catalán. Un triunfo brillante del F.C.Barcelona [VIDEO]que supo suplir con buen juego colectivo la ausencia del astro argentino.

86.290 + 1 espectador de lujo en el Camp Nou

Muy buena concurrencia de público para ver al Barcelona sin Lionel Messi quien junto a su hijo Thiago fueron dos espectadores más para el triunfo del equipo catalán sobre el Inter de Mauro Icardi.

La lesión ante el Sevilla por La Liga obliga al crack argentino estar ausente en por lo menos seis encuentros.

Un verdadero examen para Ernesto Valverde quien en principio sorprendió al colocar a Rafinha como sustituto de Messi y luego se transformó en un acierto. El brasileño supo asumir el partido y tuvo su dulce revancha con el equipo de Luciano Spalletti que no apostó por él como se esperaba.

El brasileño tuvo momentos brillantes y fue el encargado de abrir el marcador a pesar de contar con pocos minutos de actividad. Fue su tercer encuentro como titular y supo ganarse la admiración de la afición en el Camp Nou. Semedo remplazó a Rafinha como tal vez un ensayo de cara al Clásico del próximo domingo ante el Real Madrid que a pesar del susto contará con Marcelo.

Valverde está satisfecho

Quien mejor que Ernesto Valverde para dar testimonio de la actuación del Barcelona.

El entrenador tuvo palabras de elogio para destacar el juego del equipo ante un Inter que mostró poco. Solo Perisic y Mauro Icardi pudieron preocupar a Ter Stegen en los 10 primeros minutos de la segunda etapa.

El Barcelona, fiel a su estilo de juego, se basó en su propia filosofía y con ello supo suplir la ausencia de Lionel Messi, por momentos con muy buen juego, el equipo culé superó el examen y agradó el reencuentro con buen fútbol. Un medio campo de lujo conformado por Busquets, Arthur y Rakitic quienes ahogaron al conjunto rival con una excelente posesión del balón.

En la delantera, un Luis Suárez que supo afrontar el partido y un Coutinho que se afirma más en su posición. Hasta la dupla de Piqué y Langlet por momentos brillaron y supieron contener a un Mauro Icardi que no supo concretar y reafirmar sus dotes como uno de los mejores delanteros del panorama futbolístico.

Un triunfo categórico del Barça que lo coloca como único líder del grupo B de la Champions League y una victoria para sentirse más confiado para enfrentarse al Real Madrid, en el encuentro de Liga más esperado de la temporada.