En algunas ciudades cada vez es más difícil respirar aire puro y esto ha complicado la salud de las personas y más aún las que son alérgicas. Aunque el sistema respiratorio tiene un sistema de protección para impedir que las partículas entren a nuestros pulmones, muchas veces estas son tan pequeñas y tan agresivas que logran invadir nuestras vías respiratorias.

Se calcula que ascienden a 6.5 millones de vidas las que la contaminación del aire se cobra al año, la OMS informa que cerca del 80 % de las ciudades superan los límites de calidad del aire

El aire puro es escaso

El aire puro actualmente es difícil de conseguir debido a la gran cantidad de habitantes que tienen algunas ciudades, como por ejemplo la ciudad de México.

Aunque las personas piensan o creen que están respirando, en realidad se están contaminando el cuerpo interiormente. El exceso de componentes químicos nocivos para la salud por lo general empiezan irritando las cavidades nasales, luego la garganta y posteriormente la persona se convierte en una blanco fácil de los virus de la gripe [VIDEO] u otros peores.

En algunas ciudades asiáticas es tanta la contaminación que se necesita el uso de mascarillas en determinadas épocas del año. Las más sencillas protegen de algunas partículas pero no de la contaminación a nivel microscópico y es por esa razón que abundan las Enfermedades respiratorias. Si una persona varias veces al año sufre enfermedades en los bronquios, estos se pueden debilitar tanto que el riesgo de enfermedades respiratorias mortales aumenta.

Cómo proteger las vías respiratorias

Algunos estudios han confirmado el efecto de ciertos vegetales en el sistema respiratorio y como ayudan a limpiarlo. Está el caso de la zábila, la cebolla, el rábano, el jengibre y también otros productos naturales como la miel y hasta ciertas frutas como la naranja y la fresa. Estos alimentos consumidos de acuerdo a algún régimen específico pueden limpiar y fortalecer [VIDEO] el sistema respiratorio y evitar que la persona se enferme por vivir en una ciudad contaminada.

En algunos países aún tiene parques o reservas forestales y hasta bosques donde las personas pueden caminar o hacer ejercicios. Es recomendable visitar estos lugares y si es posible a diario, para respirar aire puro si se vive en ciudades muy contaminadas por el humo de los coches y la falta de vegetación. El aire para el cuerpo es como el agua, y es por eso que lo que más hacemos es respirar durante todo el día. Mientras más contaminado esté al aire que se respira, la persona se sentirá mal casi todo el tiempo, y es posible que desarrolle enfermedades como bronquitis o neumonía. En internet se puede conseguir una lista de los diferentes tipos de contaminación en algunas ciudades del mundo.