Las mujeres, en su mayoría no salen a la calle sin dar color a sus labios. Muchas personas han sido halagadas o intimidadas por la frase, “se le sube el color rojo” esto quiere decir que se sonrojan sus mejillas y los labios aumentan ligeramente su tono a un rojo que es llamativo, ya que no es tan natural ver a una persona así. Por lo tanto, el lápiz labial imita esa tonalidad, esto les permite lucir más atractivas.

Los principios del labial

Los labios pintados han estado presentes prácticamente siempre. Se estima que el primer labial conocido fue desenterrado de una tumba en Irak (Ur como se conocía antes), tiene más de 4.000 años.

En el antiguo Egipto, se enterraba a las mujeres con suficiente labial para la otra vida. La más famosa de las egipcias, Cleopatra, fue una de las primeras en cubrir su boca con un color a base de henna y escarabajos rojos triturados.

Es interesante saber que en el siglo XVII las mujeres y hombres más importantes en Europa lo usaban. Pero pronto el labial se volvió controvertido. Las potestades religiosas europeas lo tacharon como inmoral, ya que disfrazaba la imagen que Dios les había concedido.

Tiempo después en 1770, en el parlamento británico fue aprobado una ley que declaraba ilegal que las mujeres usaran el maquillaje para “seducir” y hacer que se casaran con ellos.

El beso de la muerte

A inicios del 1900, las mujeres expusieron sus vidas sin saberlo, solo por tener unos labios perfectos.

Ya que los ingredientes que se usaban son tóxicos, como el plomo, mercurio y arsénico, se usaron para la elaboración de labiales. Luego, se buscó volver añadi los insectos machacados para obtener un rojo intenso. Pero lo malo era que la mezcla se ponía rancia en pocas horas. Pero ¡Tranquilidad!: los cosméticos [VIDEO] hoy en día están compuestos básicamente de tinte, cera y aceite.

Evolución

En el siglo XX fue donde el labial empezó a adquirir la forma que tiene hoy, cuando la compañía francesa Guerlain creo las primeras barras, ya que antes venían en pequeños potecitos. Luego, un norteamericano de nombre Maurice Levy creo el estuche de metal. En los 1940, Max Factor creó el primer labial que no se desvanecía al besar.

Y en las últimas décadas han cambiado los colores de labial. En los años 60, estuvo de moda usar los colores claros; la grandeza del purpura en los labios perduró del 70 a los 80 y el marrón mate que se usó en los más conservadores 90. Los retos que vienen ahora es crear brillo que sea tan duradero como el labial.