Las fake news (del inglés noticias falsas) son un tipo de artículos pseudo periodísticos que se difunden a través de webs de noticias, prensa escrita, televisión, radio, y sobre todo, por redes sociales, con el objetivo de desinformar deliberadamente o engañar a la persona que recibe esa información.

Fake News, ¿qué son?

Tienen la clara intención de inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o engrandecer una institución, entidad o persona u obtener beneficios económicos o de índole política.

Las fake news [VIDEO], tienen la característica de presentar hechos falsos como si fueran reales, son consideradas una amenaza a la credibilidad de los medios serios y los periodistas profesionales.

Desde la antigüedad, la difusión de noticias falsas con el objeto de influir en la sociedad, es una artimaña común para favorecer determinados intereses. El problema actual es que la información hoy en día tiene una capacidad y velocidad de propagación que no se había dado en ningún otro momento de la historia.

Existen otro tipo de noticias ficticias, basadas en la sátira y publicadas en medios satíricos, y aunque son una forma de desinformación, no son consideradas propiamente como fake news, ya que su objetivo principal suele ser humorístico y normalmente queda clara su falsedad y no llevan a confusión a los lectores. Un ejemplo de este tipo de publicaciones ficticias y con toques de humor son The Onion, Charlie Hebdo o en España, El Mundo Today.

La posverdad y la propaganda

El concepto de posverdad según la RAE, hace referencia a “Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales”, es decir, que​ forma parte de la infraestructura/ecosistema de información que habilita la propagación de información falsa.

Ambos conceptos están relacionados con la propaganda, que es la “Acción y efecto de dar a conocer algo con el fin de atraer adeptos o compradores”.

Casos de Fake News en el Mundo y en España

Probablemente, uno de los casos más conocidos de fake news es la llamada “Fábrica de noticias rusa”, que se dedicaba a crear cuentas religiosas falsas, activistas engañados y partidos suplantados. Según publicaba El País acerca de este caso, los documentos del FBI revelaban los entresijos de la operación diseñada desde Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En España también encontramos algunos ejemplos de medios serios que en su momento no contrastaron las fuentes de la información de las noticias a las que estaban dando difusión. Por ejemplo, son sonados los casos de El Mundo, con el famoso y mediático “Caso Nadia”, donde el medio publicaba una noticia para recaudar fondos para la niña sin comprobar que toda la información que les habían facilitado fuera real o no.

Tanto El Mundo como el periodista, tuvieron que publicar más tarde una carta pidiendo disculpas a sus lectores. Otro gran medio español, y que también se ha visto envuelto en la publicación de fake news ha sido El País.

Cómo detectar y combatir las Fake News

Para detectar y combatir las fake news, lo primero que debemos hacer es comprobar las fuentes de dicha noticia, muchas veces las noticias de divulgación rápidas suelen ser tan jugosas e increíbles que puede ser difícil resistirse a difundirlas, sin embargo, debemos acostumbrarnos a pensar si lo que cuenta la noticia es realmente posible o tiene sentido, y una vez pensado, comprobar las fuentes y los hechos para verificar la noticia.

A la hora de comprobar fuentes y hechos, existen diferentes herramientas que nos pueden ser de utilidad, como por ejemplo Snopes o FactCheck.org, que son webs donde aparecen reflejadas leyendas urbanas, rumores, bulos, cadenas de mensajes y demás historias de procedencia incierta. Para los hispanohablantes existen webs como Cazahoax; y para redes sociales existen webs como Malito bulo o La Buloteca (para Twitter) o Caza bulos (para Facebook).

Para detectar posibles fake news difundidas en redes sociales también es muy útil estudiar los perfiles que están dando difusión a esas noticias que sospechamos que son falsas y que queremos verificar. En este sentido, existen herramientas, por ejemplo para analizar cuentas de Twitter, como: Foller.me, firstfollower, FirstTweet, Twopcharts, Unfollowspy o Followthehashtag. Para Facebook es muy útil IntelTechniques Search Tool. También es recomendable comprobar la autenticidad y reputación de los sitios web que dan difusión a estas noticias. Para ello se pueden utilizar herramientas como: ICANN’s WHOIS, DomainTools, namecheap, Don Dominio y Wayback Machine Internet Archive.

Más allá de todas las herramientas y consejos que mencionamos en este artículo para no generar o dar difusión a una fake news, la realidad es que cada vez es mayor la preocupación de la sociedad por el impacto que genera este tipo de noticias falsas. Por ejemplo, suelen ser especialmente influyentes en momentos clave de cualquier campaña, sea de la índole que sea: política, publicitaria, religiosa etc.

En este sentido, diferentes líderes europeos, en un intento por poner freno a este tipo de noticias falsas, han impulsado diferentes leyes. Tal es el caso de Alemania con Angela Merkel, quien aplica altas multas a las plataformas que no eliminan en un plazo de 24 horas mensajes de odio, xenofobia o noticias falsas​. Esta preocupación, también se ha extendido a redes sociales como Facebook, quien recientemente ha elegido Barcelona como segunda sede para luchar contra los bulos y las fake news [VIDEO].