No es difícil reconocer cuándo un hombre se está interponiendo entre tú y tus metas. Pero si él te impide avanzar de modos más sutiles, las señales son más difíciles de captar. Responde a estas preguntas para descubrir si tu hombre es tu mayor admirador o tu mayor impedimento.

¿Siempre trata de acaparar la atención?

“Mi ex siempre me estaba interrumpiendo en las fiestas. Si yo estaba contando una anécdota, él hacía un chiste estúpido, pornográfico, para llamar la atención y alejarla de mí,” se lamenta Gwendolin, 29 años. Si siempre eres la actriz secundaria en su vida, sin oportunidad de ocupar el primer plano, pregúntate si eso te satisface.

Si te molesta ese permanente segundo lugar, habla con él (quizá ni se haya dado cuenta de su comportamiento). Entonces, casualmente, ponlo a prueba para ver si de veras te prestó atención. La próxima vez que salgan con unos amigos, haz un chiste y observa si salta con algún comentario irónico, o permanece callada y fíjate si trata de involucrarte en la conversación o si es feliz parloteando sin parar.

¿Sabotea tu trabajo?

Además de no parecer entusiasmarse cuando te promueven, hay otras señales [VIDEO] que muestran que no te está apoyando ,o lo que es peor, que se siente amenazado por tus progresos. Por ejemplo, se molesta si trabajas hasta tarde o te da consejos venenosos “¿Por qué no mandas lejos de tu jefe?” Cuando le cuentas un problema que tuviste en la oficina.

Desestimar tus asuntos con una respuesta superficial puede ser su modo de restarle importancia a tu carrera.

Con el tiempo [VIDEO], esa falta de seriedad suya con respecto a tus actividades de 9 a 5 te puede afectar y llevar a preguntarte: ¿Seré buena en lo que hago? ¿Valdrá la pena?, y la propia duda retrasará tus progresos.

¿Te apoya de una forma pasiva?

Puede que te diga “¡Muy bien!”, cuando estás tratando de alcanzar una meta, pero... ¿Sus acciones respaldan a sus palabras? “Mi hombre provoca peleas o invita a sus amigos a casa justo antes de que tenga un gran examen”, cuenta Carla, 26 años. Ese comportamiento pasivo-agresivo, además de afectar tu concentración, encierra un mensaje. No esperes que él muestre interés en actividades que no lo incluyen, se mueve contigo, pero sin verdadero entusiasmo, y tú mereces mucho más que eso.

Maridos que cansan

No todos los hombres se sienten “castrados” por los éxitos de su pareja. De hecho, la mayoría de las veces las dificultades surgen no son porque él se sienta amenazado por las ambiciones de su Mujer, sino que es ella la que termina decepcionándose de él.