Pedir ayuda puede ser aterrador. Cuando estás deprimido o experimentas cambios de humor, no tienes la motivación para hacer nada. Algunas personas tienen problemas para levantarse por la mañana y otras tienen insomnio crónico cuando están deprimidas.

¿Cómo pedir ayuda?

Puede ser difícil pedir ayuda cuando la persona tiene problemas emocionales, debido a la falta de sueño o letargo. Tener una falta de energía puede hacer que sea difícil pedir ayuda e incluso, porque simplemente no tiene ganas de nada. La verdad es que puedes pedir lo que necesitas, incluso si no te sientes capaz. Aquí hay 6 formas de pedir ayuda cuando la necesites.

Formas de pedir ayuda

  • Habla con un amigo: tal vez sea difícil decir las palabras "Necesito ayuda". En realidad, no necesitas hacerlo. Llama a un amigo [VIDEO]o pide que te encuentres para tomar un café . Si tienes problemas para salir de su casa, lo más cuando sufres de depresión, cuéntale a tu amigo lo que está sucediendo. Puede ser tan simple como "Me está costando mucho salir de la cama". Este es el primer paso para pedir la ayuda que necesitas. Tu amigo no tiene que resolver el problema, pero puede estar ahí para apoyarte.
  • Pregúntale a más de una persona: Confía en un amigo, habla con un amigo en línea en Facebook o Twitter, llama a tu madre o habla con un colega sobre lo que está pasando. Nunca se sabe lo que sucederá si tiene el coraje de comunicarlo a otra persona. Pero, mientras con más personas hables, mejores son las posibilidades que tienes de encontrar al que te ayude.
  • Comienza por debajo: podría ser difícil pedir ayuda cuando el problema es muy grande. Comienza con algo que no se sienta tan abrumador. Digamos que está teniendo problemas para hacer un trabajo y estás estresado. Llama a un compañero de clase y pregúnteles sí podrían ayudarte y trabajar en equipo sobre el tema.
  • Tome una acción: es difícil dar el primer paso, pero no tiene que ser un gran paso. Piensa en cuando comes una manzana. No tragas todo de un solo bocado. Comes pequeñas piezas primero. Puede ser tan simple como consultar un sitio de asesoramiento en línea. Un terapeuta en línea es un profesional capacitado en salud mental que puede ayudarte a encontrar la solución a tu problema. No tiene que hablar con nadie por teléfono, simplemente busca a la persona correcta que te pueda ayudar.
  • Autodiscurso positivo: antes de pedir ayuda [VIDEO], recuérdate a ti mismo que está bien buscarla. Todos pasamos por momentos difíciles en la vida y pedir apoyo no es un signo de debilidad, es un signo de fortaleza. Te preocupas por tus emociones y estás tomando el control de tu salud mental.

Pedir ayuda no es fácil, pero cuando lo haces, estás dando el primer paso para sentirte mejor.

Esta es tu vida y mereces vivirla como quieras.