Los hijos aprenden de sus Padres cómo tratar a los demás y cómo comportarse. Dar un buen ejemplo es muy importante y puede marcar una gran diferencia en la vida del niño. Como la mayoría de nosotros sabe, los Niños aprenden rápido. Siempre están observando el mundo que les rodea y tienden a actuar y hacer lo que ven. Un matrimonio fuerte es importante para los niños porque ellos aprenderán a actuar según lo que vean en mamá y papá.

Nos encanta decirle a nuestros hijos "haz esto", "no hagas eso", pero nos olvidamos de que nuestros hijos simplemente siguen nuestros pasos. Los niños aprenden más de ejemplos que de palabras o de gritos.

Entonces, ¿alguna vez te has detenido por un momento a pensar en tus acciones?

Se un ejemplo para tus hijos

Las primeras personas que los niños admiran son sus padres. La mayoría de los niños dicen que querrían ser como mami o papi cuando crezcan. Los padres son las personas que los hijos ven casi 24 horas, los 7 días de la semana. ¿Por qué no dar el mejor ejemplo al mostrarles el fuerte vínculo que tienen sus padres?

No estoy diciendo que todo sea perfecto. Ningún matrimonio es perfecto. Lo que estoy diciendo es que deben dar el mejor ejemplo a los hijos:. Una mamá y un papá que se quieren mucho, padres que se respetan el uno al otro. Luego, a puertas cerradas, cuando sus hijos no están cerca, ese es el momento de resolver cualquier conflicto.

No cometa el error que la mayoría de las personas comete y simplemente grita delante de sus hijos.

Por el contrario, demuéstrales amor y comprensión.

Consejos para fortalecer el matrimonio

1. Mantén una buena comunicación.

Intenta todo lo posible por conservar una buena comunicación con tu pareja, [VIDEO] y por supuesto con tus hijos. Si tu hijo observa que sus padres se la llevan bien y que se entienden con solo hablar, su hijo aprenderá a expresar sus emociones y pensamientos.

Incluso si intenta resolver un conflicto (una vez más, sin discutir), su hijo aprenderá que conversar es lo mejor para resolver sus propios problemas.

2. Usa palabras amables.

Intenta siempre decir palabras amables a tu pareja y a tus hijos. Solo un "te ves bien hoy"o un “te amo hijo” puede marcar una gran diferencia.

3. Muestra respeto hacia el otro.

Siempre use palabras como por favor y gracias. Discúlpate cuando sabes que estabas equivocado en una situación.

4. Sea comprensivo.

Presta atención cuando tu cónyuge habla e identifica si esta pasando por algún problema, ofrece palabras de aliento. Pregúntale si necesitan ayuda con algo y hazle saber que estás ahí para ayudarlo en cualquier momento que lo necesite.

5. Disfruta de la compañía de los demás.

Otro signo de una relación sólida es cuando puedes pasar un buen rato. Comparte afecto. Abraza, besa, di palabras como Te amo. Le mostrará a sus hijos que es bueno tener afecto.

6. Sé un equipo.

Comparte las responsabilidades con tu cónyuge. [VIDEO] Muestra a tus hijos que que son un equipo. Las responsabilidades en la casa no son solo para las mujeres, sino también para los hombres. Es agradable cuando un niño ve que su papá ayuda a mamá.