5

Analisis personal

Yo personalmente creo que no existe otro país en el mundo que tenga un desequilibrio tan abismal entre el ingreso per cápita mensual, ya sea proveniente de la pensión otorgado por el gobierno a los jubilados prematuramente por incapacidades motivadas a enfermedades o accidentes laborales, o por la pensión de vejez al cumplir el trabajador los 60 años de edad (y 55 años las mujeres), en comparación con el costo real de los insumos de primera necesidad, entre los cuales menciono en orden de importancia, los alimentos, medicinas, artículos de higiene personal, sin soñar siquiera en vestimenta, ocio y recreación. Esta pensión actualmente (abril 2018) equivale a 7.9 dolares mensuales al cambio del dólar oficial (Dicom) que es una utopía y casi nadie tiene acceso a él, por tal motivo toda la economía del país se maneja con el dólar paralelo del mercado negro, con el cual esta pensión se reduce a 1,6 dolares al mes, lo cual no alcanza ni para un kilo de queso que oscila entre 2,5 a 3,3 dolares.¿Cómo subsisten nuestros ancianos con esta pensión?

Paliativo gubernamental

En los estratos sociales de más bajos recursos, el gobierno ofrece en venta a precios bajos (regulados) una bolsa o caja de comida muy limitada (puro carbohidratos como harinas, arroz, a veces algún grano, margarina, aceite y leche rara vez) la cual solo se ve llegar prácticamente durante los procesos electorales, que en Venezuela son como cuatro al año, siendo esto lo que ha o está aguantando un estallido social sin precedentes, desde mi perspectiva.

No trato de hacer un articulo político, ni de adentrarme en ese mundo (underworld), sino, gritar al mundo exterior la injusta y crítica situación que viven nuestros adultos mayores (sin incluir a la masa laboral en general que al menos cuentan con juventud y un poco más de energías para sobrellevar esta especie de apocalipsis de uno de los países irónicamente, con más recursos en el mundo.

El proceso normal del envejecimiento

La tercera edad [VIDEO] o los años dorados debe corresponder a una etapa de la vida de todo ser humano, en la que después de haber cubierto las grandes metas de la vida con gran sacrificio, como es el formar un hogar con tu pareja, tener hijos, criarlos y educarlos, trabajando arduamente para cubrir toda la carga emocional, social y económica que esto conlleva durante décadas enteras de nuestras vidas, al fin llega el momento de descansar, meditar y con tiempo suficiente para realizar proyectos, tareas, actividades que se habían ido postergando por el complejo y dinámico ritmo de vida, o sencillamente podría ser el mejor momento de compartir con los hijos, nietos y demás seres queridos, el mayor tiempo posible y en fin disfrutar el resto de la vida, que Dios ha dispuesto para cada uno de nosotros, como mejor le plazca.

Pero el proceso de envejecimiento puede conllevar también ciertos sinsabores, que tarde o temprano surgirán con el transcurrir de los años, tales como los achaques propios de la edad, las enfermedades, debilidad, cambios físicos, recursos financieros limitados, la pérdida de amigos y seres queridos, la incapacidad para participar en actividades que antes disfrutaba. Todo esto podría resultar difícil de manejar y sobrellevar, comprometiendo la salud emocional de una persona a esa edad, llegando a generar un bajo estado de ánimo y de autoestima, estrés, tristeza, ansiedad, viéndose en riesgo la salud física y mental de este grupo social tan frágil, por lo que los hijos y familiares mas allegados, siempre deben estar atentos a cualquiera de estos síntomas para tomar acciones preventivas y correctivas, evitando el sufrimiento de estos seres queridos que han dado todo por nosotros.

Envejecer en Venezuela

Este proceso normal del envejecimiento, y ya de por si traumático para muchos, como se describió en el párrafo anterior, en Venezuela [VIDEO] se ha tornado en una pesadilla ya que la carencia y alto costos de los insumos básicos principalmente de alimentación y de medicinas están haciendo mella en este grupo social indefenso y que está sufriendo en silencio, esto sin mencionar el daño emocional que la mayoría sufre al ver partir a sus familiares más cercanos (hijos, nietos, sobrinos, hermanos, etc.) por el éxodo masivo de venezolanos al exterior en búsqueda de alternativas de subsistencia.

Conclusion

Concluyo este articulo rogando a Dios que acabe pronto esta tragedia en Venezuela y se apiade de los ancianos y niños que son los mas vulnerables e indefensos y que mas sufren las consecuencias de esta situación.