Ayer, el reciclaje fue un concepto nuevo que solo salió a la luz el Día de la Tierra y en mítines verdes especiales. Hoy en día, hay contenedores verdes y azules en todas partes. Reciclar, reutilizar, reclamar y Reducir son cada vez más frecuentes en el vocabulario de Estados Unidos. El reciclaje se ha convertido en una tendencia en múltiples áreas de la vida. Se pueden encontrar ejemplos de esto en las nuevas tecnologías energéticas, el uso compartido del automóvil e incluso las casas pequeñas. Con el conocimiento sobre el cambio climático y los peligros ambientales en expansión, las personas se preocupan cada vez más por cuidar el planeta.

Todos los días, descubrimos nuevas formas de cuidar el planeta de formas más modernas y eficientes.

Nuevas tecnologías que configuran nuevas formas de vida

Una nueva tecnología que toma forma para cambiar la facilidad y eficiencia del reciclaje proviene de México. Por lo general, el proceso de reciclaje requiere mucho. Requiere una gran cantidad de agua y energía para poder reutilizar los plásticos [VIDEO]. Ak Inovex, sin embargo, ha creado una forma de reciclar plástico sin agua o temperaturas excesivas. La tecnología se basa en paredes especiales que podrían moldear y enfriar el plástico al mismo tiempo, eliminando la necesidad de altas temperaturas y baños de agua. Esto significa que reciclar plásticos ya no sería un desperdicio de agua o energía. La compañía también está trabajando para reemplazar el detergente con lejía usado en el reciclaje por algo más Ambientalmente amigable.

Una forma más antigua de reutilización de materiales y reducción de residuos es el compostaje.

Por lo general, se define como el uso de materia orgánica como un potenciador del suelo, el compostaje ha existido desde los tiempos de los romanos. Hoy, sin embargo, las personas están encontrando más cosas para hacer abono orgánico y maneras más eficientes de hacerlo. Más específicamente, las personas están encontrando maneras de crear compost de alta calidad en sus propios hogares. Los compactadores en recipiente se están desarrollando como sistemas de compostaje doméstico más pequeños y fáciles de usar, pero las personas también están creando sus propios métodos de compostaje. Los métodos de hágalo usted mismo implican poner material orgánico del jardín directamente en el suelo, o simplemente crear un contenedor de compost personal. Los sistemas de compostaje doméstico deben seguir un conjunto simple de reglas: una tapa que se pueda asegurar a la parte superior, espacios o agujeros en los lados para la ventilación y orificios en la parte inferior para la filtración.

El sistema debe monitorearse para detectar la humedad adecuada y no colocarse bajo el sol directo y caliente durante un período demasiado prolongado. Si bien estas formas de compostaje pueden no parecer de alta tecnología, apuntan a los espíritus innovadores de las personas que intentan hacer lo correcto en el planeta. Otras nuevas tecnologías que revolucionan las prácticas ecológicas incluyen la "termo despolimerización", la desalinización, el uso de pilas de combustible de hidrógeno, los colectores solares, el aprovechamiento de la energía del océano, los jardines de techos, la biorremediación, la eliminación de gases de efecto invernadero y el papel electrónico.

Las ideas detrás de estas nuevas innovaciones son hacer del petróleo y otros materiales necesarios orgánicos, usar recursos de energía naturales como el océano y el sol, permitir que las plantas hagan un trabajo que de otro modo requeriría energía artificial, frenar los efectos del aumento de dióxido de carbono las emisiones y el desperdicio en general. Si bien algunas de estas técnicas son más eficientes que otras, los científicos están trabajando todos los días para hacer que esas prácticas sean más sensatas para la sociedad moderna.

Esfuerzos humanos para salvar el mundo

Aunque la tecnología ciertamente está ayudando en el proceso de limpieza de Earth, los humanos están encontrando sus propias formas de reducir el desperdicio y reutilizar materiales sin él. Un buen ejemplo de esto es la tendencia emergente de los materiales reutilizados en lo que respecta a la construcción, el diseño y la artesanía. Desde canales de televisión como HGTV y tutoriales de bricolaje hasta YouTube y páginas de Pinterest, la gente está descubriendo nuevos proyectos de diseño innovadores que aprovechan materiales desperdiciados de otra manera.

En el diseño doméstico, la madera reutilizada es una tendencia ascendente. El aspecto vintage de la madera recuperada de los graneros antiguos se está volviendo deseable desde el punto de vista del diseño y el medio ambiente [VIDEO]. Otra nueva tendencia hogareña que algunos ambientalistas están apoyando es la vida en una casa pequeña. Debido a su tamaño reducido, las casas pequeñas requieren menos materiales y energía que las casas normales. Las casas regulares toman alrededor de siete veces más bombillas y tanta madera como casas pequeñas. Como los bosques están disminuyendo rápidamente (y, por lo tanto, se están volviendo más importantes) y la electricidad es de donde proviene gran parte del dióxido de carbono del mundo, estos son problemas enormes que las casas pequeñas pueden resolver.

En general, las artes y la artesanía, las técnicas de ahorro de dinero también se han convertido en técnicas de ahorro ambiental. Nuevamente, reutilizar materiales viejos es una gran tendencia. Las jarras de mermelada y jelly mason se pueden convertir en vasos, las botellas de cerveza se pueden convertir en luces de cuerdas al aire libre, y las placas viejas pueden convertirse en divertidos mosaicos. Estos ejemplos son particularmente importantes porque el vidrio puede enfrentar un proceso de reciclaje más difícil (e incluso derrochador) que otros materiales. Otras formas de reutilización en nombre de la astucia son las flores de periódico, las plantas de sopa y las joyas de plata.