2

Quizá quisieras detenerte un momento, ahora, querido yo. Quizá quisieras detenerte y fijar bien tus pies al suelo para pensar con detenimiento por qué estás haciendo lo que estás haciendo en este preciso instante, y plantearte si realmente crees en ello y si vale la pena emplear tu tiempo en ello. Tu tiempo es todo lo que tienes [VIDEO], debes darle la importancia que merece. Piensa bien hacia dónde quieres ir antes de seguir caminando y cuando lo averigües, avanza con seguridad sin que nada ni nadie pueda detenerte.

No mires demasiado hacia adelante y hacia atrás, no te preocupes tanto. Todo tiene un principio y un fin, y al final, nada será ni tan maravilloso ni tan terrible como imaginabas; así pues no temas nunca equivocarte, el verdadero y único error es no hacer nada.

Se fuerte, pero no temas nunca llorar, es necesario. Las lágrimas son el único alivio que encontrará tu alma cuando sufra. Camina siempre con la cabeza bien alta y la vista al frente. Lo que opinen los demás sobre ti, no es asunto tuyo. Mira a los ojos de quien te habla y sonríe, no te escondas nunca. Cree en algo, en lo que sea y se fiel a ti mismo. Aférrate a tus ideales con el mismo entusiasmo con el que los adoptaste.

Persiste

Persiste una y otra vez, de manera incansable. Descubrirás que hay una energía dentro de ti que ni siquiera alcanzarás a entender, pero no importa, no temas, te empujará más allá de lo que imaginas que es posible. Durante el camino querrás rendirte muchas veces, sentirás que ya no puedes más y en más de una ocasión, cuando creas que estás en tu peor momento, las cosas se pondrán aún peor.

Aguanta y sé positivo, es de la noche más oscura de donde nace el día. Es una ley universal [VIDEO].

De igual modo, vivirás innumerables buenos momentos. Momentos en los que todo te irá bien, y mientras ello pasa, quizá las cosas mejorarán aún más y tu dicha será absoluta. Disfruta especialmente esos momentos, será cuando el tiempo pase más deprisa. Se consciente de ello y detente una y otra vez para ser consciente del presente, sabiendo que también pasará, pues es del día más radiante, de donde nace la noche.

Ama y perdona

Vivir sin rencor te hará libre, aprende a perdonar. Dicen que las personas más felices, son las que tienen peor memoria. Con el tiempo aprenderás a no juzgar a nadie y entenderás que aquello que tanto te molesta de los demás, no es más que el reflejo de tus propios defectos proyectados sobre ellos. La gente hará lo mismo contigo, y en más de una ocasión te sentirás atacado sin entender por qué. Sé tolerante y no dejes que te afecte, no debes pagar por los problemas de nadie.Intenta no mentirte demasiado a ti mismo, aunque lo harás a menudo porque es el modo que tenemos de sobrellevar la realidad.

Ama, ama intensamente aun a sabiendas de que el precio de tal intensidad será proporcional al sufrimiento que puede llegar a provocarte. Merece la pena no obstante. El amor, en todos sus aspectos, es lo que mueve el mundo y lo único que da sentido a la vida. Sé siempre un buen amigo. No se trata de lo que tomas, se trata de lo que das. Cuida tu cuerpo y tu mente. Lee y aprende, sé más curioso, atrévete, emprende y disfruta cada instante, y sobre todo, querido yo, colecciona momentos, pero no te aferres a ellos. Sólo dejando ir llegará algo nuevo. Y por último, si puedes, compra Bitcoins [VIDEO] a mansalva en 2009.