La indulgencia es un tema de tendencia en la sociedad actual, y muchas personas están empezando a darse cuenta de sus beneficios duraderos [VIDEO]. A pesar de que la práctica ha existido durante años, la gente está empezando a comprender realmente su importancia, y lo esencial que es en nuestra ajetreada vida cotidiana. Incluso si no está familiarizado con la práctica general de la atención plena, comience por considerarla como un ejercicio útil para calmarse en tiempos caóticos, con el objetivo de redirigir sus pensamientos y energía. Las personas pueden usar la atención plena para volver a enfocarse, relajarse, reducir el estrés o por otras razones.

Depende de usted cómo quiera usarlo, ¡pero es importante usarlo realmente!

Se usa en oficinas corporativas para reducir la tensión entre los empleados, en los estudios de yoga para mantener un entorno zen e incluso en las escuelas para ayudar a los estudiantes a aprender y prestar atención en clase. Se ha demostrado una y otra vez que es una práctica útil tanto para nuestras mentes como para nuestros cuerpos.

Entonces, ¿qué es la atención plena?

Según Psychology Today, "la atención plena es un estado de atención activa y abierta en el presente. Cuando estás atento, observas tus pensamientos y sentimientos a distancia, sin juzgarlos como buenos o malos". La atención plena es algo que la mayoría de la gente en la sociedad actual generalmente pasa por alto. Siempre estamos en movimiento, atrapados en un estilo de vida que está ocupado, agitado y acelerado.

Con nuestra vida constantemente en modo de avance rápido, a menudo nos olvidamos de tomar aliento y darnos cuenta de El Poder del momento presente, y la simplicidad de nuestro mundo.

Practicar la atención plena viene en todas las formas, incluida la meditación, que es una de las formas más populares de comprometerse realmente con el momento presente. La mediación es el arte de la respiración profunda y un enfoque irrompible, prestando atención a sus sentimientos y sensaciones internas. Practicar la mediación nos permite dejar el mundo atrás y nos da la oportunidad de llamar nuestra atención sobre algo que vale la pena por un corto período de tiempo.

¿Por qué ejercer la atención plena?

Según Greater Good, practicar mindfulness, incluso por unas pocas semanas, puede traer una variedad de beneficios físicos, psicológicos y sociales. Se ha comprobado que la práctica de la atención plena reduce el estrés, aumenta el estado de ánimo, fortalece el sistema inmunológico [VIDEO], alivia la ansiedad y la depresión, y mejora la memoria y la atención.

Encontrar el tiempo para practicar cualquier tipo de atención durante una semana ocupada hará una gran diferencia en lo que respecta a la forma en que te sientes a ti mismo y al mundo que te rodea. Comenzará a sentirse más relajado en situaciones estresantes, podrá practicar técnicas de respiración cuando sea necesario y podrá concentrarse en lo que es importante.

Cómo trabajar la atención plena

Aunque parece simple, la práctica de la atención plena puede ser todo un desafío para algunas personas. La práctica implica un enfoque profundo y un estado de relajación, que puede ser difícil de encontrar durante un día agitado. Para comenzar a practicar mindfulness, vaya a un lugar alejado del ruido y siéntese en una posición cómoda. Cierra los ojos, respira profundo y concéntrate en tu respiración. Si es necesario, incluso puede usar una mediación guiada para ayudar a su práctica. Comience a notar todas las cosas que está sintiendo, y cada sentimiento que atraviesa su cuerpo. Sé consciente de tus pensamientos y sentimientos, y trata de cambiar tus pensamientos en una dirección positiva. Relájese y disfrute el momento presente para sentir los efectos y beneficios completos que ofrece la práctica de la atención plena.