2

El té rojo, también conocido como pu-erh, es uno de los s más consumidos en el planeta y uno de los más alabados gracias a la cantidad de propiedades saludables que posee. Su nombre procede de la región china de Pu’er, donde se cree que tuvo su origen esta forma de preparar el té antes de que se extendiera por toda China y, después, al mundo entero.

Al principio estaba considerado como el té de los emperadores, ya que sólo la nobleza de la antigua China lo consumía. Esto se debía, principalmente, a su elevado coste. El té rojo se obtiene de la misma planta que el té normal (camelia sinensis), sin embargo, para conseguir que tenga su color rojo característico, así como su aroma terroso, es necesario aplicarle un proceso de fermentación muy concreto.

Por esto, su coste de producción es más elevado que el del té normal y esto aumentaba su precio.

En la actualidad, se sabe que sus beneficios son muchos para la Salud, por lo que es muy recomendable el consumo habitual de esta infusión. Entre los más destacados podemos encontrar los siguientes:

  1. Reduce los niveles de azúcar en sangre.
  2. Reduce la insuficiencia cardíaca.
  3. Previene las enfermedades respiratorias.
  4. Estimula el proceso digestivo después de las comidas.
  5. Previene y reduce el colesterol LDL (el que afecta negativamente a la salud).
  6. Aumenta nuestro metabolismo basal (por lo que favorece la eliminación de grasa).
  7. Ayuda a bajar de peso (esto es una consecuencia directa del punto 6).
  8. Desintoxica y depura la sangre (como todos los tés tiene propiedades diuréticas que favorecen la depuración del sistema circulatorio y la eliminación de toxinas).
  9. Protege el hígado (gracias a sus propiedades reductoras de grasa y colesterol, su consumo protege la correcta actividad hepática).
  10. Refuerza el sistema inmunológico.

Sin embargo, el té rojo también tiene sus contraindicaciones así que, como todo en esta vida, la virtud está en un consumo moderado del mismo pero, a la vez, continuado en el tiempo.

Vídeos destacados del día

El pu-erh tiene dos contraindicaciones principales. Se trata de un té con un contenido bastante alto en teína. Por esto, las personas que sufran de insomnio deberán reducir su consumo sólo a las primeras horas de día. De esta forma, el organismo tendrá tiempo de eliminar la teína a través de la orina y el consumo de té rojo no afectará a las horas de sueño.

Por otro lado, debido a la presencia de taninos (antioxidante muy beneficioso para la salud y que está presente en la mayor parte de alimentos de color rojizo), dificulta la absorción del hierro por parte de nuestro organismo. Por ello, es mejor beberlo en ayunas o en comidas cuyos nutrientes principales no sean este mineral.

Por todo lo anterior, el té rojo se presenta como uno de los alimentos fundamentales en cualquier dieta sana y equilibrada. Se trata de una bebida con un sabor intenso que suele gustar a quienes disfrutan de los tés de aromas más fuertes y concentrados. Además, aporta muchos beneficios a nuestra salud y las pocas contraindicaciones que presenta son fáciles de evitar si lo consumimos de manera adecuada.