El último polígrafo de Sálvame Deluxe dejó claras dos evidencias. Primero que, como ya sabíamos, #Telecinco es capaz de poner en marcha toda su maquinaria para apoyar a Belén Esteban, y segundo, que el polígrafo de Conchita es maleable y se puede manipular para disfrazar de "verdad absoluta" todo aquello que le interesa a la cadena.

El polígrafo anunciaba que iba a resolver cuestiones de vital importancia que tenían a todos los españoles en vilo y de más interés que los resultados de las próximas Elecciones del 24 de mayo. Cual fue nuestra decepción al ver que el polígrafo no iba a solucionar ni el paro ni la corrupción en España.

Pues no, la cuestión era saber si Kiko Rivera llamó "mar y con" a Jorge Javier Vázquez durante la pasada edición de GH VIP y, a la vez, esclarecer si Belén Esteban mintió cuando lo denunció en Sálvame Deluxe. Aunque pueda parecer una "chorrada", según Telecinco, este tema no es baladí ya que por medio está el "honor" de los protagonistas e incluso puede acabar en los tribunales.

Por lo tanto, el polígrafo de Conchita intentaría poner fin a esta polémica invitando a aquellos personajes que supuestamente estaban presentes en dicha conversación. Para ello, Aguasanta, Fede, Laura Cuevas y, a última hora, la propia Belén Esteban serían interrogados por el famoso polígrafo para poner luz sobre el asunto.

A favor de Kiko Rivera, que no existe el video sobre la famosa conversación y que Aguasantas y Fede no llegaron a escuchar este insulto en ningún momento.

Vídeos destacados del día

Además, si lo hubiera dicho probablemente hubiera sido expulsado, como ya lo fueron Los Chunguitos por el mismo delito. En contra de él, que es prolífico en este tipo de insultos y ya se le oyo decir "hoy comemos mariquita a la plancha" refiriéndose a Víctor Sandoval.

En contra de Belén Esteban, que no es la primera vez que miente e, incluso, ha llegado a mentir sobre una cosa de tan poca importancia, según Jorge Javier Vázquez, como su enfermedad. A favor de Belén Esteban, Laura Cuevas, la archienemiga de los Pantoja, una jauría de colaboradores de Sálvame comandados por Kiko Hernández, el aludido Jorge Javier y Conchita y su polígrafo.

La primera pregunta del polígrafo a Fede y a Aguasantas ya fue para estar en alerta. Ambos invitados denunciaron que se les habían cambiado sutilmente las preguntas y Fede reconoció que había puesto un WhatsApp a Belén diciéndole que no quería meterse en lios. Sin embargo, cuando el italiano le preguntó a Belén si él, en algún momento, le había reconocido que había oído el insulto, Belén nos agasajó con uno de sus infinitos silencios con movimientos de boca incluido.

Por lo tanto, la respuesta del italiano fue interpretada como una traición a Belén, pero también se podría haber interpretado como que Belén le hubiera pedido que mintiera por ella. Ante la pregunta directa de si Kiko Rivera llamó "mar y con" a Jorge Javier, Conchita y su polígrafo determinaron que Belén y Laura decían la verdad y que Fede y Aguasantas mentían. Vamos que Belén era la Santa y Paquirrín el villano.

Sin embargo, por la cara de poca convicción de Conchita, las amenazas de Jorge Javier a Fede y Aguasantas sobre la firma del contrato, y, sobre todo, por la airada reacción de estos, a más de uno nos pareció que el polígrafo de Conchita había sido infiel a su definición de máquina de la verdad y que estábamos asistiendo al enésimo lavado de cara de Belén Esteban a costa del prestigio y la veracidad de la infalible Conchita. #Televisión