Emrie es una niña invidente debido a una anomalía genética que, entre sus padecimientos, le ha provocado ceguera por lo que desde los 4 años aprendió a leer y escribir en el sistema braille. La pequeña es amante de los Libros por lo que suele leer más libros que los niños de su edad, aunque fue a partir de que su padre le regaló ‘Harry Potter y el cáliz de fuego’ Emrie se hizo tan fan de la saga del mago que se propuso leer todos los libros.

En consecuencia, la tía de Emrie pidió donaciones por internet en el portal GoFoundMe para poder comprar los 7 libros de Harry Potter en braille, ya que cada tomo costaba alrededor de 240 dólares.

Rápidamente, y en tan solo 24 horas, se juntó la cantidad de 4,226 dólares, superando la meta de recaudación. Es por ello que la familia decidió comprar cinco sagas más de Harry Potter para donarlas a bibliotecas y escuelas.

La tía de la pequeña grabó el instante en el que Emrie abre sus regalos. En un inicio la niña se muestra un poco confundida por lo grande y pesado que era el libro, pero la emoción no se hizo esperar cuando leyó el título ‘Harry Potter y la piedra filosofal’, posteriormente explota en gritos cuando su tía le confiesa que no solo es ese libro, sino la colección completa.

Día Mundial del Braille

El 4 de enero de 2019 se celebró por primera vez el Día Mundial del Braille, con el fin de conmemorar el natalicio de Louis Braille, educador francés que inventó el sistema de escritura basado en puntos sobre relieve táctil para facilitar la lectura a personas con discapacidad visual y con problemas de visión.

De acuerdo con la OMS, se estima que 1.300 millones de personas en el mundo viven con algún tipo de discapacidad visual mientras que 36 millones padecen ceguera.

El principal objetivo de celebrar el Día Mundial del Braille es sensibilizar la opinión pública sobre la importancia del Braille, pues permite a las personas con discapacidad visual leer y escribir.

El Braille es el principal sistema de lectoescritura utilizado por las personas con discapacidad visual de todo el mundo y está basado en un sistema de cifrado desarrollado por el ejército.

El Braille tradicional es de seis puntos e incluye 64 caracteres, también está la variante de ocho puntos con 256 caracteres. De esta forma, cada combinación tiene varios significados y es adaptado a los diferentes idiomas que existen en el mundo.

Sobre la velocidad de lectura se estima que en promedio una persona puede llegar a leer 150 palabras por minuto lo que es la mitad de la velocidad de las personas videntes.

Libros en Braille: el derecho a la educación para personas invidentes

A partir de la creación del Braille, este sistema se ha implementado en los esquemas de educación de las escuelas especializadas en atender a personas con discapacidad visual, así como en algunos medios de comunicación dirigidos a este público. El principal aporte del Braille es garantizar la independencia e igualdad entre las personas, ya que todos los seres humanos deben tener acceso a la información sin importar su condición. La lectura táctil permite a todas las personas con discapacidad visual a disfrutar de los libros no solo como fuente de conocimiento y aprendizaje sino también como entretenimiento y una sana forma de dispersión.

Sigue la página Historias
Seguir
Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!