Tras la primera relajación de las medidas de confinamiento por parte del Gobierno, han sido muchas las familias que se han echado a la calle. La jornada ha puesto de manifiesto la falta de responsabilidad de numerosos padres.

En diversas imágenes difundidas por redes sociales se observa a padres charlando unos con otros sin respetar la distancia mínima de seguridad, Niños jugando entre ellos, progenitores que acompañan juntos a los más pequeños, etc. Se trata de comportamientos poco responsables y que pueden provocar un repunte de los casos de contagio por Covid-19.

Se reforzará la presencia policial

Por ello, desde el Ministerio de Interior se ha recordado que la Policía Nacional, la Guardia Civil y los cuerpos de seguridad locales mantendrán la vigilancia y se asegurarán de que se cumplan las restricciones que acompañan a este derecho a salir a la calle a pasear con los niños menores de 14 años.

De hecho, se reforzará la presencia policial en aquellos lugares donde se ha producido una mayor presencia de personas. El objetivo es evitar aglomeraciones, así como actitudes que pongan en riesgo la seguridad sanitaria.

La naturaleza de las sanciones

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado velan porque se cumplan las normas aprobadas a raíz de la declaración del estado de alarma.

Con la primera medida de relajación del confinamiento han llegado actitudes más relajadas que pueden desembocar en un paso atrás en dichas medidas cuyo objetivo es, al fin y al cabo, retomar poco a poco la normalidad sin descuidar la protección y la seguridad de los ciudadanos.

Ante un incumplimiento de las normas, se pueden producir sanciones que van desde los 600 a los 1.500 euros.

La multa dependerá de la gravedad de los hechos. Hay que tener en cuenta que las sanciones se producen cuando no se cumplen los requerimientos expresos e individualizados de los agentes de la autoridad. Además, salir en compañía es un agravante.

Entre las acciones que pueden acarrear una sanción de cuantía variable se encuentra el incumplir el toque de queda.

Hay que recordar que las salidas a la calle de los niños se deben producir entre las 9 de la mañana y las 21 horas. Asimismo, si se sale con más niños de lo permitido o se entra en parques infantiles las autoridades pueden imponer multas.

Tampoco está permitido reunirse con otras familias. Es decir, los niños no pueden juntarse con otros niños a jugar o hablar, ni los padres pueden relacionarse con otros adultos. El incumplimiento de esta norma puede acarrear multas más cuantiosas que las anteriores ya que el riesgo es más grave. En estos casos, la sanción podría ascender hasta los 1.500 euros.

Por último, es importante limitarse al radio permitido y no salir a más distancia de un kilómetro del domicilio.

Consejos para salir sin riesgos

Para evitar riesgos de contagio y eludir posibles sanciones, es necesario seguir las recomendaciones y normas impuestas por el Gobierno.

Entre ellas se recomienda salir en horas de sol y evitando horas puntas de entrada y salida de los centros de trabajo de la zona. Además, es vital que los niños no compartan sus juguetes con otros niños, aunque pueden salir de sus casas con patines, patinetes o bicicletas.

Para que los menores sepan las normas del juego, se recomienda explicarles antes de salir de casa la situación. Deben saber que no tienen que tocarse la cara ni tocar a otros niños, así como evitar tocar cualquier cosa de la calle o acercarse a otras personas.

Asimismo, es aconsejable lavarse las manos antes y después de salir de casa.

Al volver a casa, se recomienda dejar en la entrada zapatos y juguetes y limpiarlos con desinfectante o agua y jabón.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!