El nuevo descubrimiento de Hollywood se llama Adam Driver, un actor poco conocido hasta ahora por gran parte del público internacional, pero con una consolidada carrera en EEUU. Ha trabajado en numerosas películas en la última década y ha estado nominado a varios premios Emmy, uno de ellos por su actuación en la serie, Girls.

Este 2020 promete ser su gran año tras la brillante interpretación en la película, Historia de un Matrimonio, un film dirigido por Noah Baumbach, gracias al cual puede llegar a alzarse con la famosa estatuilla en la 92 edición de los Oscar.

Haciendo un repaso sobre su vida personal, resulta curioso el paralelismo entre esta y algunos de los papeles que ha interpretado hasta la fecha.

No cabe duda que parte de su inspiración actoral proviene en más de una ocasión de sus vivencias personales.

Historia de un "divorcio"

Adam nació en la ciudad californiana de San Diego, hace 36 años. Sus padres, una asistente jurídica y un baptista, se divorciaron cuando él tenía una edad similar a la del niño protagonista del film de Baumbach; las inseguridades ante un cambio de vida para una persona aún tan joven, las peleas entre sus progenitores y todas las dificultades a las que se tuvo que enfrentar, fueron experiencias muy parecidas a las narradas en “Historia de un matrimonio”.

Un ex-marine con dotes artísticas

Entre sus planes de futuro nunca aparecía la profesión de actor como uno de sus objetivos principales, de hecho, tras los atentados ocurridos en Nueva York el 11 de septiembre de 2001, tomó la decisión de ingresar en el ejército estadounidense como marine de las Fuerzas Armadas.

Permaneció alistado por un periodo de tres años, hasta que la casualidad hizo que su vocación por servir a su país se truncara tras un accidente practicando ciclismo; el tiempo de convalecencia mientras se recuperaba de la fractura de esternón, le sirvió para cambiar de rumbo y tomar la decisión de estudiar Bellas Artes y adentrarse en el mundo de la interpretación.

Pocos años después llegaría a graduarse por la Escuela Juilliard de Nueva York.

De camino al estrellato

Uno de los papeles más importantes de su carrera, y que le abrió las puertas al reconocimiento internacional, fue dando vida al personaje Adam Sackler, en la famosa serie Girls emitida por HBO, papel por el cual estuvo nominado a varios Premios Primetime Emmy.

Cabe destacar también su interpretación en una de las sagas más conocidas del celuloide Star Wars: El Despertar de la Fuerza, donde le vimos dando vida a Kylo Ren, papel por el cual muchos espectadores le conocen actualmente.

El actor, que físicamente no llama mucho la atención salvo por su gran altura o envergadura, tiene ese algo especial que consigue llegar al espectador y que en ocasiones es tan difícil de definir, pero que en el caso concreto de Adam Driver tiene mucho que ver con una singular mezcla entre fuerza, emotividad y serenidad.

En Historias de un matrimonio borda la interpretación de un padre que debe afrontar el caos y el derrumbe emocional que supone un divorcio, en medio también de una complicada situación laboral, luchando hasta el final por mantener la unión de la familia, a pesar del distanciamiento que tiene con la madre de su hijo y siempre, por encima de todas sus peleas y desencuentros, priorizando la felicidad del niño.

Es una película muy recomendable, no tanto por el tema que toca, muchas veces antes tratado, sino sobre todo por la excelente dirección de actores. Ambos protagonistas (Scarlett Johanson da vida a su pareja) hacen que este film figure entre los recomendables de los últimos meses.

Un futuro prometedor

El californiano ha tenido un importante e intenso recorrido en estos diez años de carrera, consagrándose con esta película como uno de los actores favoritos en el panorama actual hollywoodiense. Sin necesidad de tener una belleza exterior a la que nos tienen acostumbrados otras producciones más comerciales, donde el nombre de la estrella incrementa las visitas a las salas de Cine, Adam Driver ha conseguido atraparnos con una cinta de las denominadas cine de autor en el último filme de Baumbach.

La película opta a varios premios Oscar: Mejor actriz: Scarlett Johansson; Mejor actor: Adam Driver; Mejor actriz secundaria: Laura Dern; Mejor Guión Originaln y Mejor Banda Sonora

Compitiendo de esta manera con Leonardo DiCaprio en la categoría a mejor actor, por "Érase una vez Hollywood"; Antonio Banderas por "Dolor y Gloria"; Joaquin Phoenix por "The Joker" y Jonathan Pryce por "Los dos papas".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!