6

EA Play tiene lugar en el Hollywood Palladium, a apenas unos metros del Paseo de la Fama de los Ángeles. Hollywood se convierte así en el lugar perfecto para presentar unos juegos que son cada vez más cinematográficos durante un evento que ofrece la oportunidad a los participantes de probar las últimas novedades de la compañía.

La conferencia sirvió para presentar los dos juegos más esperados de EA, hacer un adelanto de los títulos de EA Sports, mostrar dos indies que arrancaron aplausos de la audiencia y hablar del servicio Origin Acess de la plataforma, apodado como "el Netflix de EA". También hubo tiempo para dar protagonismo a los juegos competitivos de móviles de la mano de Command & Conquer.

Battlefield V nada tiene que ver con la estética de Fortnite

Todo comienza con un peso pesado: Battlefield V [VIDEO]. Un juego que nada tiene que ver con la estética de Fortnite que muchos temieron al ver su primer tráiler. La experiencia a los mandos es de lo más satisfactoria, con la intensidad a la que nos tiene acostumbrada la saga y una ambientación mucho más oscura que aquella de la que hizo gala en su presentación en sociedad. Permitieron probar su modo de juego estrella, las Grand Operations. Feroces batallas entre medio centenar de jugadores donde cada ejército debe coordinarse para tomar distintos objetivos.

En Battlefield V, la muerte puede llegar desde cualquier lugar; la Grand Operation que mostraron acontecía en una ciudad en ruinas rodeada por una zona nevada, con edificios destruidos y parapetos naturales que podían ocultar al enemigo.

Una experiencia continuista - aunque no por ello menos interesante - que aporta algo nuevo: el sistema de construcción, que nos permite levantar barricadas y obstáculos para los tanques.

Esto, unido a la impresionante destrucción del entorno, convierte la batalla en un espectáculo dinámico donde ninguna partida será igual a la anterior. Tras el varapalo que sufrió Battlefront 2 por sus micro-transacciones se apresuraron a anunciar que no habrá DLC de pago ni Loot Boxes.

Anthem supuso una auténtica decepción

Anthem supuso una auténtica decepción y no sólo porque en la feria no permitieran probarlo (el stand sólo mostraba un vídeo más largo que el que se vio en la conferencia). Puede que el juego tenga un atractivo estilo artístico [VIDEO] similar al Destiny y no cabe duda de que la jugabilidad estará a la altura de su estudio, pero los asistentes echaron de menos al Bioware que contaba grandes historias y que, sobre todo, permitía formar parte de ellas.

En Anthem no adelantaron nada de sistemas de toma de decisiones o historia dinámica y, por el estilo de juego que es, se puede esperar la típica campaña anodina que centre todos sus recursos en las misiones cooperativas donde enfrentarse, junto a otros compañeros, a monstruos de todo tipo.

Algo que difiere mucho de las grandes obras de este estudio, como la trilogía Mass Effect, la saga Dragon Age o el inolvidable Baldur's Gate.

Unravel 2: Un lanzamiento inminente

Si el primer Unravel ya logró encandilar al público, su segunda parte añade una interesante experiencia cooperativa. La colaboración entre jugadores fluye con naturalidad gracias a una jugabilidad intuitiva y accesible. Además, su presentación en la conferencia trajo consigo la sorpresa de su inminente lanzamiento. En este momento ya puede encontrarse en tiendas digitales.

Sea of Solitude puede convertirse en un indie a tener en cuenta

El trailer de Sea of Solitude lo posiciona como un juego indie a tener en cuenta gracias a su mezcla de influencias: juegos tan famosos como Sea of Thieves y Black Flag y otros menos conocidos, aunque aclamados por la crítica, como Sunless Sea . Todo aderezado por una misteriosa estética y una jugabilidad que parece basarse en la exploración. La historia sigue a una protagonista femenina, aquejada por una maldición que la convierte en una figura monstruosa que debe sobrevivir en un mundo inundado e invadido por titanes y criaturas abisales.

También hay tiempo para los juegos de deportes y los E-Sports

El EA Play quedaría incompleto sin su remesa de juegos de deportes, protagonizada por FIFA 19, donde Cristiano Ronaldo se convierte en el principal protagonista. Uno de los momentos más bajos de la conferencia vino de la mano de Command & Conquer, una saga cuya calidad ha decaído y que ahora se convierte en la apuesta por los E-Sports para móviles de EA.

La compañía contó con dos expertos de e-sports para batirse en duelo en este juego y transmitir su partida en directo en un espectáculo que, debido a que los asistentes desconocían sus reglas, se tornó aburrido. Las unidades se movían de aquí para allá, conquistaban un silo central que lanzaba misiles y, al final, a nadie le interesaba demasiado lo que sucedía en pantalla.

Luces y sombras del EA Play

Después de la conferencia, los asistentes encontraron alguna pequeña sorpresa entre los Stands, como la posibilidad de probar el Sims 4 y las estaciones, expansión que saldrá a la venta el próximo día 25 de Junio y que trae consigo los cambios climáticos, muy solicitados por su comunidad. Además, la compañía hizo especial hincapié en el Origin Acess Premium, una tarifa plana que, a cambio de un pago mensual, nos permitirá acceder a una amplia selección de títulos. Sin embargo, no todo fue perfecto en el EA Play.

A quienes salieron al escenario les faltó carisma y ni siquiera su presentadora principal estaba demasiado cómoda. Otro de los problemas de la conferencia fue la escasez de juegos frente a las abundantes charlas. Sin embargo, cumplió como aperitivo del E3 y de las diversas conferencias y eventos que tendrán lugar durante estos días en Los Ángeles.