Microsoft ha cometido muchos errores durante esta generación de consolas, olvidando los exclusivos de calidad, lanzando varios juegos con escaso contenido y quedando, demasiadas veces, por detrás de Sony, su principal competidora. Sin embargo, durante este E3 se han puesto las pilas. Tras la comentada conferencia de EA llega la artillería pesada a Los Ángeles de la mano de la compañía verde, que se sacó de la mano trailers espectaculares y la compra de varios estudios de desarrollo.

La compra de estudios es una jugada a largo plazo

Quizá la más sorprendente fue la de Ninja Theory, autores de Hellblade: Senua's Sacrifice, pero no fue la única.

A Ninja Theory se le unieron Undead Labs, Playground Games y Compulsion Games, así como la creación de un nuevo estudio de desarrollo interno como The Initiative. Una jugada maestra que llega demasiado tarde para Xbox One, pero que convertirá a la próxima consola de Microsoft en una digna competidora, además de mejorar muchísimo su ya de por sí inmenso catálogo en PC.

Las estrellas de Microsoft

¿Qué mejor forma de iniciar la conferencia que con la presentación de Halo Infinite? Pocos detalles: no hay fecha de salida ni ningún dato sobre la trama, pero sí sabemos que el Jefe Maestro regresa y eso es más que suficiente para despertar la emoción del público. Microsoft se apresuró a mostrar Crackdown 3, cuya salida se producirá en Febrero de 2019, quizá para alejar los rumores de la cancelación de este juego.

Un varapalo que habría sido similar a la cancelación del esperado Scalebound.

El retorno de las glorias de la compañía continúa con Forza Horizon 4, que recuerda mucho a The Crew con ese mundo abierto donde los jugadores pueden dar rienda suelta a su conducción y que añade cambios climáticos que cambiarán el sistema de juego en cada estación.

Durante la presentación del otoño, una lluvia de hojas cayó sobre los asistentes a la conferencia en uno de los momentos más atractivos del E3.

Por supuesto, tampoco podía quedar atrás la secuela de Ori: The Blind Forest, que hace gala de todo lo que hace bueno a un juego de plataformas, con una belleza indiscutible.

También se habló del futuro contenido de Sea of Thieves, ejemplo del llamado "juego como servicio". Nuevas expansiones para un título que demanda contenido para no caer en el olvido.

Microsoft no podía dejar de lado a la saga que revolucionó la acción en tercera persona. Hablamos de Gears of War, cuya primera aparición, protagonizada por los simpáticos Funko-Pops, dejó un silencio terrible en el teatro. El siguiente paso fue un breve vistazo a un Gears of War tipo tactics, antes de dar paso a la quinta entrega del Gears of War 5, en cuya larga cinemática de presentación pudimos conocer, además de un entorno nevado, a la primera protagonista femenina de la saga. Esto confirma los rumores que afirmaban que Microsoft podía estar desarrollando tres juegos de la saga Gears.

Medio centenar de juegos

Microsoft sabía que la gente buscaba muchos Videojuegos y poca cháchara, por lo que la mayor parte de la atención se centró en las enormes pantallas. Vimos desfilar a Metro Exodus, el tétrico shooter basado en la obra del escritor Dmitry Glukhovsky, una nueva aparición de los protagonistas de Kingdom Hearts 3 junto a Elsa de Frozen; la aparición de Kira (Death Note) como personaje controlable, junto a Ryuk, en el juego de lucha entre personajes japoneses de Jump Force; la expansión de Cuphead, el endiablado plataformas de aroma clásico, y un adelanto de esa oda al macarrismo que es Devil May Cry, que no ha abandonado la estética que tanto dio de qué hablar en su anterior entrega.

Hubo ración de Shadow of the Tomb Raider con la última entrega de su nueva trilogía, también de The Division 2 en un gameplay demasiado largo pero con un aspecto gráfico que dejó a la audiencia boquiabierta, aparición de Just Cause 4 con un inicio de tono dramático antes de dar paso a la acción desenfrenada y un breve adelanto de Fallout 76, sobre el que Bethesda daría más información horas después. Como guinda final, tras el ficticio hackeo de la conferencia, echamos un vistazo al impresionante Cyberpunk 2077, lo nuevo de CD Project, creadores de The Witcher 3, que puede suponer un salto cualitativo en el mundo de los videojuegos. Hasta ahora, el trabajo del estudio no sólo no ha decepcionado, sino que ha elevado la calidad del medio a nuevos niveles.

Un golpe sobre la mesa

La conferencia tiene sus pro y sus contra. Para empezar, muchos de los juegos presentados (la inmensa mayoría) los veremos también en la consola de Sony, por mucho que Microsoft haya puesto dinero para presentarlas primero. Sin embargo, la apuesta por adquirir nuevos estudios puede dar resultados muy interesantes a medio y largo plazo. Además, Microsoft sigue apostando por su propio "Netflix de videojuegos", el Xbox Game Pass, que nos permite acceder por un pago mensual a algunas de sus principales novedades.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!