En el recién finalizado Festival de Cine de Cannes hubo un debate entre más de 80 mujeres del Cine, integradas en la AAFA (Actores y Actrices de Francia Asociadas), donde reivindicaron mejores papeles para las mujeres en las películas, sobre todo para las actrices maduras, que a partir de cierta edad casi desaparecen de los roles protagonistas.

Y ello pese a que en el cine francés, las actrices maduras tienen un peso que no tienen en Hollywood. Todos recordamos a Catherine Deneuve o Isabelle Huppert, grandes actrices que superan los 60 años de edad, sobre todo la primera (75), y tienen siempre papeles de peso en cada película.

El diario Le Monde ha publicado varios reportajes analizando lo que reivindican las actrices del país, y uno de ellos ha descubierto que los actores franceses cultivan también lo mismo que sus colegas de Hollywood: su preferencia por trabajar con actrices más jóvenes que ellos, a las que sacan generalmente de 6 a 40 años de diferencia. El título de dicho reportaje es muy claro: “En el Cine, los actores envejecen, pero no sus conquistas”.

Christian Clavier trabaja algo más con actrices de su edad

En varios gráficos, comparan las edades de Christian Clavier (“Napoleón”, “Dios mío, qué te hemos hecho)”, Dany Boon (“Bienvenidos al Norte”, “Nada que declarar”), José García (“Usted primero”, “El séptimo día”) o Daniel Auteuil (“Salir del armario”, “Caché”).

En el caso de Auteuil, es el que más ha doblado la edad a las actrices en casi todas sus películas. Clavier ha trabajado varias veces con actrices mayores que él, aunque él tampoco es un jovencito (tiene ahora 61 años).

Se olvidan en estos gráficos de otro gran actor francés, veterano y también “experto” en trabajar con actrices jóvenes: Fabrice Luchini, que lo hemos visto en “Las chicas de la sexta planta”, “Paris”, “Primavera en Normandía” o incluso “El juez”, con partenaires femeninas jóvenes, sobre todo en las tres primeras mencionadas.

Volviendo a Daniel Auteuil, descubre Le Monde que una de las pocas películas con actriz de su misma edad fue en “Ma vie est un enfer”, de la actriz y cineasta Josiane Balasko (“La clienta”, “Felpudo maldito”). Era de 1991, y entonces, ambos tenían 44 años. Ahora sobrepasan los 70. Entonces, influyó que la película fuera dirigida por una mujer, más sensible a esta diferencia de edad.

Dany Boon gusta de personajes femeninos más jóvenes y simples

Decimos esto por que en el caso de Dany Boon, que ha dirigido varias películas, sólo una vez tenía la actriz su misma edad, en “Una policía en apuros” (él tiene 51). En el resto, de 6 a 20 años más joven, y además, como sus películas son comedias simplonas y machistas, a ellas les toca el papel de niñas monas sin apenas masa cerebral.

Auteuil, que hace más dramas, ha tenido actrices con personajes de mayor inteligencia, incluso en las películas que él mismo ha dirigido, todas ellas inéditas en nuestro país.

Este cronista, que ve mucho cine francés, puede corroborar que las actrices francesas tienen papeles mucho mejores que sus colegas hollywoodienses.

Las actrices veteranas antes mencionadas como Huppert o Deneuve siempre han tenido papeles antológicos, incluso muy radicales o atrevidos para lo que se llevaría en Hollywood, como demuestra las interpretaciones de Isabelle Huppert en “Elle” o “La pianista”, con sus personajes llegando con naturalidad a lo más sórdido del ser humano.

Y podríamos añadir a la fallecida Jeanne Moreau, una de las más grandes actrices francesas de todos los tiempos, que también tuvo suerte de tener papeles grandiosos y donde jamás fue una “tía buena”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!