"Got Talent" España, el programa de talentos de Telecinco, que presenta Santi Millán, nos ha dado la mejor final de su corta historia, habiendo sido esta la tercera edición. Los cuatro miembros del jurado, Jorge Javier Vázquez, Eva Hache, Edurne y en especial Risto Mejide, pueden estar muy orgullosos por seleccionar a grandes finalistas y hacer que entre ellos se encontrara un merecido ganador del premio.

Tras la injusta y vergonzosa final de "Got talent 2017", en la que tuvimos que lamentar la victoria del "Tequila", quitándole la oportunidad a personas que hacían cosas maravillosas, el pasado miércoles el programa nos ofreció una gran final, digna de un concurso cuya función es dar visibilidad al verdadero talento, y cumplir el sueño de aquellos que lo poseen.

Anuncios

Los finalistas

Sin duda los 14 finalistas que fueron elegidos por el jurado para optar al premio del concurso, fueron absolutamente merecedores de ello. Todos eran suficientemente talentosos, aunque también pudimos ver alguna que otra decepción, fallos generados por los nervios del directo y el corto tiempo de preparación en algunos números. A pesar de ello pudimos disfrutar de una noche de arte, espectáculo en palabras mayúsculas y sobretodo mucho talento.

La noche se abrió con la impresionante voz de Raúl Rubio, que a todos nos puso los pelos de punta con su sentida versión de 'Caruso'.

"Taekwondo Tao" nos enseñó lo que es un gran espectáculo de artes marciales, toda una disciplina, que nos trasladó a Corea por un momento. Michael Andreas, el pianista virtuoso, nos dejó a todos embelesados con una composición propia, que con su corta edad, se ganó la frase de "No te ha quedado ninguna tecla por tocar", por Jorge Javier. Sin duda uno de los momentazos de la noche fue la actuación del Mago Tomás Sanjuán, quién con un impecable juego de cartas se quedó con el respeto del jurado y con el de toda España.

Anuncios

Vimos también una flamenca versión de "Hallelujah", cantada en euskera, por "Sonakay"; una niña que es la reina del trapecio, Petruska; un niño que convierte sus límites en oportunidades para bailar con el corazón y no con los pies, Hamza; vimos cómo Manuel Jesús le dedicaba una hermosa canción a su hija, a pesar de las críticas del jurado, que esperaba más de él. Todo el público se quedó con un nudo en la garganta y una lágrima a punto de estallar con el poema que César Brandon le dedicó a su madre, porque cuando Brandon recita su poesía el mundo se paraliza.

"DVP dancers" nos trasladó con su perfecto claqué a Broadway con su estilo americano; Dania nos contó la historia de una niña y su magia, aunque muchos echamos de menos sus interesantes historias personales con juegos de magia con cartas, así se lo hizo ver el jurado. Un derroche de arte flamemco, con "Las Turroneras"; una emocionante historia de lobos, contada por "Majesty Wolf" y una polémica, pero impresionante actuación de fuerza por "The Buccaneers". Todo esto pudo verse en una larga pero maravillosa noche de final de "Got Talent 3". Sin duda el final de una gran edición, con buen gusto y una gran percepción del talento, cuyo concepto es cada vez más amplio y sorprendente.

Anuncios

El ganador

El ganador de la tercera edición de "Got Talent España", fue el ya conocido César Brandon. Desde su primera actuación en las audiciones fue capaz de cautivar al jurado, a un enorme público y a toda una expectación, a la cual conmocionó con su poesía. Brandon fue uno de los merecedores del botón de oro, con el pase directo a la final. Risto Mejide, su fan más fiel, le consiguió la publicación de su primer libro de poemas, "Las almas de Brandon", que sin duda será una gran pieza en la historia de la literatura contemporánea.

En la final de "Got Talent" no nos defraudó, ni mucho menos, volvió a emocionarnos con un poema dedicado a su madre, la cual se encontraba entre el público sin que él lo supiera en el inicio. Brandon se encontró con su madre, a la que hacía tiempo no veía y con el resto de su familia, creando una final de lo más conmovedora.

Posiblemente es de las primeras veces que, en este tipo de concursos, una persona cuyo talento es escribir y recitar, es valorada, por encima de la música y otras artes, que suelen gustarle más al público. El jurado de "Got Talent", ha hecho un gran trabajo llevando a César Brandon a la final, pero España, votándolo en la fianal, ha demostrado ser un país culto y sofisticado, diferente al que votó al Tequila en la pasada edición, cuyo único valor y no talento, era el del humor y el entretenimiento. "Got Talent" ha sabido ponerse a la altura de un gran talento, el de la palabra, uno que debería usarse más a menudo, porque sin duda es el más bello, el que más transmite, y el que más conmueve.