"Aída" es la serie más longeva de Telecinco, con 237 capítulos en 10 temporadas entre 2005 y 2014. Producida por Globomedia, fue una de las series con más audiencia de Telecinco.

Así empezó 'Aída'

Se trata de una comedia que cuenta la historia de Aída (Carmen Machi), personaje que ya habíamos conocido en 7 vidas, siendo "Aída" un Spin off de esta. Aída es una ama de casa divorciada, exalcohólica y con escasos recursos, que tras varios años vuelve a “Esperanza Sur”, su barrio natal, con sus hijos Jonathan (David Castillo) y Lorena (Ana María Polvorosa). Allí vivirá con su madre Eugenia (Marisol Ayuso), su hermano Luisma (Paco León) y sus viejos amigos y vecinos, Paz (Melani Olivares), Chema (Pepe Viyuela) y Mauricio (Mariano Peña), entre otros.

Aída y su familia

La historia nos cuenta cómo una mujer es capaz de sacar adelante a una familia en complicadas condiciones, pues la vida no le ha sido nada fácil a la protagonista. Aída es madre soltera de tres hijos. Soraya (Miren Ibarguren), la mayor, abandonó la familia con 17 años sin dar explicaciones, Lorena buscará ser famosa a toda costa, mientras disfruta de una vida de fiestas y desfase, mientras Jonathan, el hijo menor, no le dará precisamente pocos disgustos a su madre. Luisma, el entrañable hermano exdrogadicto de Aída, vive en su mundo a la famosa frase de "¡el Luisma es tonto!". Este último vivirá enamorado de Paz, la mejor amiga de Aída, que ahora ejerce la prostitución. Eugenia, la abuela de la familia será una comedora compulsiva con grandes ínfulas de artista.

En la sexta temporada aparece Soraya, la hija de Aída que hasta entonces no conocíamos. Regresa para protegerse a ella y a su hija, Aidita, de la persona por la que abandonó su hogar años antes estando embarazada, ya que este resulta ser un maltratador. Aída en defensa de su hija matará a su agresor con una plancha, motivo por el cual la protagonista abandonará la serie, tras ser encarcelada.

Soraya será la nueva cabeza de familia y tendrá que cumplir con la tarea de su madre, sacar a toda una familia adelante.

Todo lo que nos dejó 'Aída'

La familia García no dejó en la historia de la televisión española una simple comedia y gran cantidad de momentos de risa. Nos aportó también una gran historia, aunque muchos no lo vean así, una historia real, una historia que sucede todos los días.

Espacialmente en Madrid, ciudad en la que se ambienta la serie, son muchas las mujeres que, prácticamente solas, tienen que luchar con creces por hacer que sus hijos vivan dignamente. Aída, a pesar de ser un personaje ficticio, nos ha presentado una gran realidad social, una que, por desgracia, no es lo suficientemente evidente. Aída fue víctima del alcoholismo, mientras que su hermano, el famoso Luisma, lo fue de las drogas, así como Soraya lo fue de la violencia de género; sin embargo, estas situaciones son tan cotidianas en el mundo real, que tal vez resultan imperceptibles.

Aída es uno de esos personajes de los que la televisión puede estar muy orgullosa, porque su presencia nos regaló mucho más que buenos momentos, de esos que a menudo resultan de una comedia, también nos dio muchas elecciones, como la importancia de la familia, y lo que una madre es capaz de hacer por sus hijos.

Así lo dice la sintonía introductoria de la serie: “Ahora soy mi misma dueña, mi amiga, mi jefa, la reina de mi casa; que nadie me levante la voz, que aunque todos me matéis a disgustos, hoy Aída empieza su vida y no piensa parar hasta veros a gusto. ¡Ya era hora, ahora me toca a mí!

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!