Filippo Brunelleschi nace en el año 1377 y fallece en el 1446. Fue un escultor y orfebre que a día de hoy se conoce como uno de los mayores humanistas renacentistas. Actualmente su tumba se encuentra localizada en la catedral de Santa María de las Flores [VIDEO]. Fue un artista que concibió la perspectiva como parte de la estructura geométrica del espacio según la fuente Historia del Arte Moderno: Renacimiento de José Enrique García Melero y Antonio Urquízar Herrera. Además, la arquitectura debe representar su sentido racional y como ya sabemos, el hombre es la medida de todas las cosas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

La iglesia de San Lorenzo de Florencia de Brunelleschi

El proyecto para la realización de San Lorenzo de Florencia fue a petición de los Médici y Brunelleschi se encargó de llevarlo a cabo aunque la terminaría Antonio Manetti después del fallecimiento de Filippo.

La iglesia se hizo con la idea de acoger a ocho familias realizando una capilla para cada una de ellas. Sin embargo, Cosme de Médici terminó haciéndose con ella ya que esas ocho familias no pudieron hacerse cargo de los pagos. Imaginad la riqueza de los Médici que pudieron pagar lo que no pagaron ocho familias juntas.

Como suele suceder, para llevar a cabo la construcción se llevaron por el camino varios edificios. La finalidad de la construcción de esta iglesia fue la de acercarse de nuevo a los antiguos modelos de las basílicas cristianas. Además, se conoce que en el mismo terrero estuvo situada la basílica más antigua de Florencia del año 380 d.C.

Características de la iglesia de Cosme

La planta está compuesta por una cruz latina que está formada por tres naves longitudinales y capillas laterales.

El crucero no tiene demasiado desarrollo y se colocó una cúpula a modo de linterna. Para su construcción se utilizaron materiales clasificados como armoniosos. Es decir, recordando al mundo clásico [VIDEO] teniendo referencia las primeras basílicas cristianas.

El techo está realizado con casetones cuadrados en la nave central que ayudas a establecer claramente la perspectiva. También se disponen capiteles con ornamentación corintia sobre columnas monolíticas y pilastras en las naves laterales. Brunelleschi utilizó un ritmo arquitectónico curioso en la nave central que comienza con la columna a modo de soporte, una pieza de entablamento ornamentado sobre el capitel compuesto y el arco acanalado encima. También utilizó bóvedas vaídas en las naves laterales y jugó con la diversidad y alternancia de colores para lograr mayor bicromatismo muy relacionado con la arquitectura tradicional florentina.