Un año más volvemos a tener candidatos a los premios Goya del Cine español. Pero el 6 de febrero, cuando se desvelen los ganadores, no tendrá lugar una ceremonia más, sino la número 30, y para el aniversario con cifra redonda de los galardones más importantes de nuestra industria, la Academia ha seleccionado algunas de las más bellas películas que se han estrenado en 2015. Porque sí, con la excepción de Palmeras en la nieve, que llega el 25 de diciembre,todos los títulos nominados han podido verse ya.

La novia, de Paula Ortiz, y Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet, dos trabajos impecables con 12 y 9 nominaciones respectivamente, lucharán por ser las vencedoras de la gala. A ellas le siguen El desconocido, de Dani de la Torre y Un día perfecto, de Fernando León de Aranoa, ambas con 8, y A cambio de nada, ópera prima de Daniel Guzmán, junto a Truman, último trabajo de Cesc Gay, con 6 cada una.

Mucho se ha hablado de que este año ha sido peor que otros, sobre todo inferior al anterior, pero es una afirmación que no se corresponde con un análisis más exhaustivo de cada título.

Por supuesto, los más taquilleros, Perdiendo el norte, Ahora o nunca u Ocho apellidos catalanes, siempre son controvertidos, pero no han logrado, salvo Atrapa la bandera, que destaca en película de animación, candidatura alguna.

No, hay que mirar hacia el lado del drama, ese que copa las nominaciones de todas las academias y que no se suele preferir a la hora de adentrarse en las salas porque de Cine de evasión suele tener poco.

Pero aquellos que ya han visto la película protagonizada por Inma Cuesta han comprobado que más que un largometraje, es un monumento. Un año que cuenta con una película así no puede ser tachado de mediocre.

Pero es que además al público le ha encantado Un día perfecto, el mismo que ha convertido en un éxito El desconocido, ha adorado A cambio de nada, se ha divertido con Mi gran noche y con Anacleto: Agente secreto, y cuando se nombra Truman, pocos son los que no tienen buenas palabras para ella.

Los espectadores que vieron Requisitos para ser una persona normal salieron encantados, de ma ma incluso emocionados, y Techo y comida está siendo una de las cintas más admiradas de este final de año. Todas ellas han obtenido al menos un par de nominaciones, así que las quejas acerca de la calidad habrán de guardarse para cuando realmente no la haya.

En el capítulo de ausencias cabe destacar también a La novia, pero en el apartado de montaje. No se concibe que un trabajo tan minucioso como el de Javier García, responsable al mando de "las tijeras y el pegamento" que han dado forma a los cientos de planos de esa película, no esté en la lista de los cuatro mejores.

Tampoco que falten el maquillaje y peluquería de B., la película o Imanol Arias y Raphael como mejores actores. Ni que la fabulosa El Rey de la Habana, de Agustí Villaronga, que cuenta con tres nominaciones no tenga al menos seis más.

Este año no compiten Loreak ni Magical girl, ni estará La isla mínima, pero hay otras que les toman el relevo y que pasado el tiempo se recordarán al mismo nivel que aquellas. No tenemos más que esperar para comprobarlo. Y mientras tanto, llegarán los Goya para premiarlas de manera oficial, antes de que los años dictaminen que la Academia no estuvo equivocada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!