Joaquín Sabina ha sido declarado Persona Non Grata en Uruguay por la organización BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) que promueve acciones contra el Estado de Israel por su política represiva en los territorios palestinos que mantiene bajo una ocupación salvaje e inhumana.

El músico español, a pesar de sus manifestaciones izquierdistas, compartió concierto en 2012 con Joan Manuel Serrat en Israel, desoyendo todas las voces de organizaciones en defensa de la causa palestina que pedían su suspensión. Sabina volvió a actuar en el verano de 2014, justo en la víspera del ataque más sangriento perpetrado por Israel contra la franja de Gaza que causó miles de muertos, cientos de ellos niños, y una desolación y un grado de destrucción que sumió a la franja en la total miseria.

En los últimos tiempos Sabina se ha visto mezclado en distintas polémicas que le afean su cinismo. Entre ellas, quizá la más virulenta fue la que protagonizó junto al activista y actor Willy Toledo quien manifestó que Sabina demostraba la cantidad de suciedad y detritus intelectual que un solo ser humano podía acumular. Willy Toledo enumeraba algunos de los episodios más lamentables de Sabina, como sus cenas con los príncipes de Asturias, su defensa de los toros, de la derecha civilizada de Mariano Rajoy y su permanente doble lenguaje. Preguntado en Argentina acerca de la nacionalización de YPF por parte del gobierno de Cristina Fernández manifestó que "defiendo la propiedad pública de las cosas que nos corresponden a todos".

Pero apenas un mes después, preguntado por Julia Otero a la misma cuestión respondió: "depende……depende de si ese día canto en Madrid o en Buenos Aires".

La organización BDS, con ramificaciones en todo el mundo, promueve el boicot académico (por parte de científicos y universidades), cultural, deportivo y económico contra el estado de Israel siguiendo la estrategia que tan bien funcionó contra el apartheid sudafricano.

En su página web enumera las distintas empresas multinacionales y productos que fabrican con intereses en el estado de Israel, sobre todo aquellas que están posicionadas físicamente en los territorios ocupados ilegítimamente.

El objetivo es no contribuir a "normalizar" la situación de Israel como democracia aceptada y mostrar su rostro de un estado que somete a millones de personas a unas condiciones de vida inhumanas, hace caso omiso al Derecho Internacional, sobre todo en lo tocante a los derechos humanos y mantiene la colonización más larga y sangrienta de la Era Moderna.

Sabina no solo no quiso sumarse al boicot al que sí se suman figuras como Stephen Hawkings, The Pixies, Roger Waters o Carlos Santana sino que para amigarse aún más con el público israelí llego al ridículo de modificar durante su actuación alguna de las letras de sus canciones, cantando por ejemplo "Samaria sin ti" en lugar de "Venecia sin ti".

La organización BDS Uruguay pregunta al cantante en el escrito en el que le declara persona Non Grata si actuaría para el régimen de apartheid sudafricano, le hace saber que no es bienvenido en su país y llama a los uruguayos a manifestarse a la puerta del auditorio para mostrar su repudio al cantante español.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!