2

La leyenda del vehículo militar que marcó un antes y un después en las estrategias y combates militares tiene ya 77 años, el archi conocido jeep Willys nace luego de un prototipo, (5 en realidad) desarrollado por American Bantam Company, aunque luego 600.000 construidos para el ejército americano fueron construidos por Willys-Overland Ford y 380.000 fueron fabricados por Willys. Un vehículo único en sus prestaciones aún hoy en día, capaz de transitar sobre todo tipo de terreno, fue utilizado como ambulancia o incluso como locomotora.

Las características del Jeep Willys

Con 65 caballos de potencia, cargar 5 personas y desplazarse por 265 kms a una velocidad de 85 kilómetros por hora, con tracción en las 4 ruedas, el Willys sustituyó a la caballería y fue sin duda, clave en la última gran contienda, hoy en día quedan algunos cuantos centenares diseminados por todo el mundo, la mayoría en Europa.

Su resistencia, versatilidad y prestaciones no defraudaron al ejército y la prueba es que se siguieron fabricando para otros conflictos, como por ejemplo la guerra de Vietnam. Se han construido réplicas o modelos similares en Francia o España o Rusia, en España el Jeep Willys-Viasa fue uno de ellos.

El Willys Americano retoma el primer puesto

Pero ninguno como el legendario Willys americano, un símbolo y referente para millones de personas, con sus 77 años de vida podemos contemplarlos por las carreteras españolas gracias a las concentraciones de vehículos militares históricos o sociedades de recreadores históricos a lo largo y ancho de la geografía española. Aunque algunos sufren modificaciones la mayoría se mantienen fieles a como salieron en su día de fábrica, decenas de jeeps Willys de toda Europa suelen darse cita cada año en las playas de Normandía, celebrando el conocido como día “D”.

Símbolo de robustez, de confiabilidad, muchos de ellos llevan aún la base de ametralladora en el medio de su carrocería, son siempre centro de atención allí donde van.

Las utilidades del Willys después de la guerra

La reputación como vehículo robusto y de innumerables prestaciones quedó patente incluso luego de la guerra, pues llegó a ser utilizado como tractor en muchas partes de EsFabián Martín, el campeón mundial de la pizza está en Puigcerdàtados Unidos, era y sigue siendo hoy en día el todo terreno más versátil de todos para muchos usuarios. En Sudamérica, por ejemplo, es utilizado en Colombia en las zonas cafeteras del país y contemplar muchas veces los viejos Willys cargados de forma increíble llega a ser todo un espectáculo para quienes visitan esas zonas del país, es para los cafeteros su más fiel herramienta de trabajo.

Dentro de territorio español sus actuales usuarios suelen utilizarlos para desplazarse en zonas de montaña de difícil acceso, aunque pocos o ningún terreno se le resiste al vehículo, símbolo de fortaleza y confianza aún hoy en día, el otrora amo de la guerra sigue siendo un referente en el mundo del motor y ha servido de inspiración para sus posteriores versiones.

Willys como marca automovilística desapareció a mediados de los años 60 pero dejó detrás de sí un antes y un después que sin duda perdurará aún por décadas.

Lejos queda su precio asequible de apenas 738,74 dólares que costaba cada unidad, capaz de cargar 300 kilos y que pesaba poco más de 100 kilogramos, fue el vehículo que un oficial del ejército americano lo definió como “Fiel como un perro, duro como una mula y ágil como una cabra”.