Después de muchas controversias entre los demócratas y republicanos y de un extenso debate que aconteció en la Cámara de senadores, finalmente el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se adelantó y firmó el jueves 11 de marzo el tercer paquete de ayuda económica de 1,9 billones de dólares, cuyo objetivo central será la reconstrucción de la economía que fue afectada por la pandemia de Coronavirus. La firma sucedió luego de que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobara el documento con un ajustado margen de votaciones.

El primer triunfo de Biden en la Casa Blanca

La promulgación como ley de esta ayuda financiera que será destinada a atenuar la dura situación que padece Estados Unidos, fruto del extenso confinamiento por la pandemia, se transformó en el primer triunfo de Biden como presidente de los Estados Unidos.

El acontecimiento de la firma del documento que fue aprobado en la Cámara Baja, el miércoles 10 de marzo, sucedió en el Salón Oval de la Casa Blanca. Durante el acto, el mandatario aseguró que “con la aprobación final del plan en la Cámara de Representantes se escucharon sus voces, y se reflexionó sobre todo lo que tenemos en este proyecto de ley”.

El camino para llegar a la promulgación de esta nueva ley fue duro.

En principio, el proyecto financiero no contó con el apoyo de los republicanos, que se observó en la votación del sábado en la Cámara de senadores, donde consiguió una ajustada victoria de 50 votos de los demócratas contra los 49 votos de los republicanos. Sin embargo, desde la Casa Blanca, Biden aseguró que se trata de un plan que “va a cambiar muchas vidas en este país”.

Una ayuda para salvar la economía

La ayuda financiera es el tercer paquete de medidas cuyo objetivo es afrontar los efectos negativos que está dejando el coronavirus. El último impulso a la economía fue promovido en diciembre de 2020, mientras que el primero fue aprobado en marzo del mismo año siendo el mayor desembolso de la historia, donde el estímulo a la economía fue de 2,2 billones de dólares.

Según estimaciones del mandatario norteamericano, la ayuda económica permitirá la “creación de unos seis millones de empleos y a su vez elevará el PIB en un billón de dólares”. También se espera que la pobreza infantil tenga una reducción a la mitad, ya que el 85% de los hogares recibirían pagos de 1.400 dólares por persona.

El punto de conflicto del debate en el senado fue la ayuda económica que se le otorga a los desempleados. El acuerdo anterior vence el 14 de marzo y consistía en un subsidio semanal por desempleo de 400 dólares. Hoy la cifra se redujo a 300 dólares y tiene fecha de caducidad para el 6 de septiembre.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!