En rueda de prensa internacional el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que la explosión ocurrida en la refinería de Amuay, ubicada en el Estado Falcón, fue provocada “hemos sido atacados con armamento especializado de alto alcance”. Agregando además que ya se abrió una investigación para conocer los detalles del incidente.

El siniestro produjo la caída de una de las torres del complejo petrolero y según informes de la compañía de Petróleos de Venezuela no se registraron heridos, ya que el evento ocurrió cuando se detuvo la producción de la planta y se intentaba restablecer la producción.

Maduro culpa a Juan Guaidó del ataque

Aunque no se tengan esclarecidos los detalles de la explosión Nicolás Maduro denunció públicamente que estos ataques son financiados por grupos de extrema derecha y cuyo líder principal es el presidente del Parlamento venezolano y reconocido como presidente interino por más de 80 países Juan Guaidó.

Por su parte, Guaidó negó de manera contundente las acusaciones a través de su cuenta de Twitter expresando que ”Maduro, como ya es costumbre, Miente. Lo que destruyó Amuay y las refinarías fue la corrupción y el saqueo de la dictadura” agregando que Venezuela está ubicado en la 4ta casilla como país que más ha invertido en el sector petrolero en los últimos 10 años y es el único país cuya cifra de producción ha caído considerablemente.

La escasez de gasolina continúa en aumento

La explosión en la refinería ocurre en un momento grave para Venezuela, puesto que la nación de Latinoamérica atraviesa una fuerte crisis económica desde hace años y que recientemente ha sumado dentro de los rubros de escasez energetica como el suministro eléctrico, el gas doméstico y combustible.

A lo que Maduro dio a conocer que quedan reservas de gasolina para 20 días y que se está trabajando arduamente para ampliar la producción, mencionando que la refinería atacada estaba operando hasta en un 30% más de su capacidad habitual.

Por su parte, líderes de oposición aseguran que el colapso energético se debe a un conjunto de malas decisiones junto con una mala administración de fondos que ha derivado en la aguda crisis que vive la nación con mayores reservas de petróleo en el mundo.

Al tiempo que, aseguran que Venezuela necesita un cambio político de inmediato, porque de lo contrario la crisis socioeconómica aumenta en grandes proporciones.

Producción en caída libre

El sector de refinación en Venezuela está integrado por tres complejos, ellos son: Refinería El Palito en la Región central, Refinería de Puerto La Cruz al oriente del y el Centro de Refinación de Paraguana ubicado al occidente del país, donde se encuentra la Refinería de Amuay, siendo este último complejo el único operativo en la actualidad.

Este panorama agudiza la crisis de combustible en el país, si se toma en cuenta que Venezuela estaría siendo obligado a importar gasolina desde otros países, pero al ser sancionado por Estados Unidos, como nación que patrocina al nárcotrafico y terrorismo limita la adquisición del rubro, derivando en un desabastecimiento de combustible sin precedente en la nación caribeña.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!