Corea del Norte ha estado gobernada por la familia Kim desde su fundación en 1948. Esta familia representa la única dinastía hereditaria de corte comunista que existe en el mundo actual y cuya principal misión es gobernar el país y evitar que el poder político y militar salga del núcleo familiar.

Los Kim son venerados como dioses entre los ciudadanos norcoreanos y justifican su mandato en su supuesta sangre real (de igual manera que hacían los gobernantes europeos del Antiguo Régimen). La misma familia defiende que su línea de sangre se remonta a los tiempos de la erupción del volcán Paektu, que dio origen a los coreanos.

Sin embargo, parece que la dinastía Kim es ahora más vulnerable que nunca. Aunque los rumores sobre la operación de Kim Jong-un y su consiguiente caída en estado vegetativo fuesen un bulo, lo cierto es que desde hace un mes no se sabe nada del poderoso mariscal y su ausencia en el homenaje anual a su abuelo Kim Il Sung (el fundador de la dinastía) solo ha servido para levantar sospechas.

Sin lugar a dudas, el debate por la sucesión tiene todos los ingredientes para convertirse en el 'Juego de Tronos' norcoreano. Es preocupante que aún no exista un heredero asignado, como ocurrió en las pasadas sucesiones de la dinastía. Ademas, sabemos que Kim Jong-un está casado y tiene hijos, pero el mayor nació en 2010, por lo que es demasiado joven para ser el heredero de su padre.

Kim Yo-jong, la poderosa 'princesa' de Corea del Norte

La primera opción, y la que más ha sonado en los medios de comunicación, es la hermana menor del dictador, Kim Yo-jong, conocida entre sus allegados como "la princesa" y descrita a nivel internacional como la Ivanka Trump coreana. A pesar del hermetismo del país, se sabe que Yo-jong estudió en Suiza, como su hermano.

Su edad es incierta, pero ronda los 30 años, y fue educada por Kim Ki Nam, todopoderoso maestro de propaganda norcoreano.

Yo-jong conoce muy bien los entresijos del poder en su país y es actualmente la mano derecha del dictador Kim Jong-un y su persona de más confianza. Su poder dentro de la élite norcoreana está fuera de dudas.

Es jefa adjunta del Departamento de Propaganda (encargado de ensalzar la figura del mariscal) y subdirectora del Partido de los Trabajadores.

Además, su hermano le ha dotado de una serie de reconocimientos. Fue la embajadora en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang en 2018, ha sido también la primera alta mandataria de Corea del Norte en visitar el país vecino del sur y la única persona que ha acompañado a su hermano a todas las recepciones oficiales que ha tenido con Donald Trump y otros líderes internacionales.

No obstante, muchos no ven con buenos ojos que una mujer sea la próxima líder en una sociedad tan patriarcal y machista como la norcoreana. En este punto hay opiniones muy diversas. Scott Synder, director del Consejo de Relaciones Internacionales entre Corea y EEUU, afirma que es "casi imposible" que Yo-jong ostente el poder por sí sola y que probablemente será la regente del hijo mayor de Kim Jong-un hasta su mayoría de edad.

Lami Kim, diplomático surcoreano, defiende que, debido a su género, Kim Yo-jong no podrá ejercer el poder por sí sola y lo tendrá que compartir con su tío Kim Pyong II.

Otras opiniones insisten en que las posibilidades de que Yo-jong puede ser la futura dictadora de Corea del Norte son más altas de lo que parece. Jung-Chul Lee, profesor de la Universidad Soongsil, afima que "lo importante no es si el sucesor es hombre o mujer, sino que corra por sus venas por línea directa la sangre real de los Kim". Es decir, que sea hijo o hermano del actual mariscal.

Kazianis, del centro por el Interés Nacional, añade que está "seguro de que si Kim Jong-un muriera ahora mismo, elegiría como sucesora a su hermana".

El investigador afirma que el pueblo norcoreano la respeta y teme. Incluso el todopoderoso Xi Jinping, secretario general del Partido Comunista de China, ha elogiado las habilidades políticas de Yo-jong, a la que califica como "muy hábil y astuta".

Kim Pyong II, el popular diplomático de Corea del Norte

Pyong II es el tío del actual dictador y es muy popular entre las élites norcoreanas a pesar de haber sido embajador en diversos países de Europa y haber vivido casi 40 años fuera de Corea del Norte. Su inminente retorno a su país ha ayudado a levantar las sospechas acerca del problema sucesorio.

Lami Kim considera que es el candidato más probable debido a su género y a su popularidad entre los militares norcoreanos, y si no ejerce el poder absoluto, se lo repartirá con Yo-jong.

Sin embargo, Konstantin Asmolov, experto ruso en temas norcoreanos, no cree que Kim Yong-un delege el poder en su tío, pero sí que probablemente lo tenga "como un plan b".

Kim Jong-chol, el artista rebelde de Corea del Norte

Jong-chol tenía todas las papeletas para ser el heredero de Corea del Norte. Es hombre y hermano mayor de Kim Jong-un. Sin embargo, su carácter especial y su nulo interés por la política o el gobierno lo han apartado de la candidatura. Es considerado como el rebelde de la familia y ya su propio padre le calificó como una persona "demasiado blanda". El interés de Jong-chol radica sobre todo en tocar la guitarra y es un ferviente admirador del británico Eric Clapton.

En conclusión, Corea del Norte espera que de forma inminente salga a la luz el heredero (o heredera) de Kim Jong-un.

De momento todo apunta a su hermana menor y a pesar de que el país es profundamente patriarcal, también lo son Taiwán y Corea del Sur, y ambos países han contado con presidentas de Gobierno. Sin duda, todo es posible.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!