VOX ha vuelto a estar en el ojo del huracán al defender la existencia de "sectarismo" dentro de la escuela pública, en donde los padres no tendrían control alguno sobre sus hijos y supuestamente se "crearían" tendencias homosexuales en los estudiantes a través de talleres de género y sexualidad. Para saber si el objetivo del 'pin parental' es en verdad el control paterno de los hijos, es importante analizar de cerca estas cuestiones.

¿Es cierto que los padres no tienen jurisdicción alguna sobre la enseñanza en la escuela pública?

El hecho de que la figura del profesor se esté devaluando (al menos en España) es un realidad que casi nadie pone en tela de juicio.

En los años 50 o 60, los maestros eran (en general) tiranos y crueles en ocasiones, ya que podían ejercer violencia física o verbal sobre los alumnos. Mientras, los padres no tenían ningún tipo de representación en la escuela (y menos aquellos que no compartían la ideología de la dictadura franquista). Esta situación ha cambiado hasta tal extremo que los profesores se quejan ahora de haber perdido toda su autoridad debido al poco respeto que muestran tanto padres como alumnos.

En relación con la política educativa, tanto la LOGSE como la más reciente LOMCE (ley educativa del PP) ya establecen medidas y controles sobre la enseñanza al igual que lo quiere hacer el llamado 'pin parental'. Por ley, la junta directiva de cada centro debe diseñar una programación general anual sobre los contenidos y las actividades del curso, que debe estar ratificada por el Consejo Escolar y sometida a Inspección Educativa para garantizar su transparencia y efectividad.

Además, este documento es público y cualquier padre puede acceder a él.

Eso, por no hablar de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, que se encuentran en cada centro público y defienden los intereses y derechos de los progenitores. Es más, en un IES de Cangas de Onis, la AMPA fue la encargada de organizar unos seminarios sobre sexualidad el pasado 30 de mayo.

¿Los estudiantes pueden desarrollar tendencias homosexuales a través de cursos y seminarios?

Aunque no existe el llamado 'gen gay', la homosexualidad tiene una base biológica y no es un comportamiento adquirido. Más concretamente, está relacionada con la influencia de hormonas en la base prenatal. En especial, de dos hormonas muy importantes en el terreno sexual, como son la testosterona y los estrógenos.

Así lo explica Balthazart en su trabajo "The biology of homosexuality" (2011). El científico estipula cómo la menor o mayor afluencia de hormonas durante el desarrollo embrionario configura la preferencia sexual de la persona. Dicha preferencia es irreversible y se desarrolla durante la pubertad. Además, la homosexualidad existe en la naturaleza. Balthazart llevó a cabo un experimento con ratones en el cual se demostró que, cambiando su configuración hormonal, se podía cambiar su orientación sexual.

¿El 'pin parental' afecta a todos los contenidos educativos por igual o existe una tendencia a criminalizar unos sobre otros?

El feminismo, la homosexualidad o la educación afectivo-sexual han sido la diana de las críticas y censura de VOX.

Sin embargo, poco o nada se ha dicho acerca de otros contenidos académicos. Algunos integrantes del partido ultra han dado su opinión acerca de actividades complementarias, como Alicia Rubio, vicesecretaria de Movilización de la formación, que apuesta por talleres de costura para alumnas; o Antonio de Miguel Antón, responsable de Educación en el Consejo Político de VOX, que defiende la religión (católica, claro) obligatoria en las aulas.

Como conclusión, la educación pública es demasiado valiosa para que pase de mano en mano como un títere deshilachado según convenga a la ideología del político de turno. Es necesario un consenso que se ajuste a los principios de igualdad y tolerancia. Llegados a este punto cabe preguntarse: ¿Es necesario el llamado 'pin parental' cuando ya existen medidas de control y transparencia instauradas por ley, a la par que asociaciones de padres de alumnos?

¿Es necesario un veto parental que censura charlas sobre homosexualidad, cuando está demostrado que la orientación sexual no se elige ni se aprende, sino que se desarrolla a priori en el nacimiento? ¿Es necesario un 'pin parental' que criminaliza unas ideas mientras apoya otras, según la ideología del partido político de turno?

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!