El pasado sábado, 2 de noviembre, se celebró la XXVIII Marcha del Orgullo de Buenos Aires. Durante la manifestación, una masa formada por 350.000 personas fluyó desde Plaza de Mayo, hacia el Congreso Nacional, para reclamar una sociedad más justa e inclusiva.

El mes de noviembre es el del Orgullo de Buenos Aires

Pero ¿por qué en Buenos Aires la Marcha del Orgullo se celebra justo en el mes de noviembre?

Para contestar a esta pregunta, es necesario volver atrás en el tiempo, en el noviembre de 1967, cuando nació el primer grupo de reivindicación homosexual de Argentina (y también de América Latina): “Nuestro Mundo”, que después se trasformó en el “Frente de Liberación Homosexual” en los 70. El movimiento tenía como principales referentes los escritores y activistas Néstor Perlongher y Manuel Puig.

Su lema era “Sexo y Revolución”.

A distancia de mucho tiempo, se celebró la primer orgullo de la capital argentina, el 2 de julio de 1992, organizada por los activistas Carlos Jáuregui y César Cigliutti, referentes de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA). Participaron 300 personas, la mayoría con el rostro cubierto para no ser reconocidos. El lema de la manifestación fue "Libertad, Igualdad, Diversidad".

Desde entonces, en noviembre, el mes dedicado al orgullo LGTB+, se celebra la marcha para la reivindicación de los derechos del colectivo, ahora sin miedo y con mucha más gente. Aunque no faltaron los problemas este año.

Las reivindicaciones de la Marcha del Orgullo de este año iban contra Bolsonaro y Macri

Los organizadores aseguraron al periódico “Clarín”, que la ausencia del escenario, que normalmente se monta en frente del congres fue debida a la falta de permisos que el gobierno nacional se negó a conceder.

Así que el palco de este año, se montó en Plaza de Mayo, donde se leyó el manifiesto del orgullo en el principio de la manifestación.

En el discurso que precedió la celebración, se mencionaron muchos eventos de actualidad, como las acciones del presidente brasileño Bolsonaro, famoso por sus posiciones anti LGTB+. Hubo también muchas críticas hacia Mauricio Macri, que hace poco realizó un protocolo que, según los manifestantes, detiene las personas que no se ajustan a lo que quiere el sistema. Y se declaró el apoyo hacia el pueblo chileno, en lucha para sus derechos.

La marcha pide más derechos para la comunidad LGTB argentina

Además, se pidió que el trabajo y la salud vuelvan a ser ministerios, y el fin de las violencias institucionales y religiosas hacia la comunidad LGTB+, que en 2018 registró 67 asesinatos, de los cuales muchos pertenecen a la población transexual, que en Argentina tiene una media de vida de 40 años. Se pidió también la actuación de la Ley de Identidad de Género, de manera que las terapias hormonales sean continuas y así no se prejuzgue la salud de la población transexual argentina.

Se reclamó también la necesidad de educar las nuevas generaciones en las escuelas para evitar la homofobia y transfobia en el futuro, la urgencia de aplicar de la ley de educación sexual integral en todo el país, junto a la importancia de actualizar la Ley de VIH, hepatitis e infección de transmisión sexual y la realización de una nueva Ley Antidiscriminatoria.

Después el discurso inicial, la marcha empezó, volviéndose una verdadera fiesta, gracias al aporte de 28 camiones que iban junto a los grupos reivindicativos en la Avenida Dos de Mayo, muchos transformados en discotecas móviles. En el palco, fue realizado un concierto, y este acto reivindicativo, pudo ser también un momento de diversión.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más