El Banco Central de Venezuela se ha visto en la necesidad de poner en circulación una suma importante de euros. Lo hace para frenar el auge del llamado 'dólar paralelo'. Dicha moneda se había disparado vertiginosamente, provocando un incremento desproporcional en la adquisición de bienes y servicios del sistema financiero venezolano. Además, el impacto del aumento en el coste de un dólar en relación al bolívar, malogra, aún más, la ya estropeada ecomomía nacional.

Euro vs dólar, el choque de divisas que predomina en la economía venezolana

Desde el principal ente financiero en Caracas mantienen mensualmente un constante desembolso de euros en la banca pública y privada con montantes que han subido hasta los 20 millones de moneda europea. Estas remesas, dispuestas siempre en efectivo, se han convertido en la fórmula que ha encontrado el Gobierno de Nicolás Maduro para bajar la demanda del 'dólar paralelo'.

Las máximas instancias económicas gubernamentales confían en que inyectando estas cantidades los compradores de divisas tengan un mercado menos restringido o subordinado a un solo referente, como es el caso del dólar en Venezuela. Bajar la demanda haciendo que los compradores migren hacia la divisa europea provoca que el precio del dólar reduzca su valor. Por eso, al poner estos euros en el mercado cambiario, se evita que la moneda estadounidense siga subiendo y sobrepase el precio de 30.000 bolívares por cada dólar.

Igual que en otras zonas del mundo, el euro vale más que el dólar estadounidense, aunque en promedio el margen de diferencia no es muy alto. En el caso de Venezuela, desde febrero del 2019, el Gobierno de Maduro autorizó a los bancos a hacer operaciones de venta de moneda extranjera. Desde entonces, se han venido inyectando cantidades modestas de euros, siempre en efectivo, cuyo monto total no sobrepasaba los 8 millones mensuales. Pero ahora las inyecciones han subido hasta 12 puntos en referencia a los depósitos que se había hecho recientemente.

La baja oferta del 'dólar oficial' provoca que el 'dólar paralelo' se infle

Como medida de protección a la fuga de divisas, desde tiempos de Hugo Chávez, el país bolivariano impuso un control de cambio y se anuló la compraventa de dólares en los bancos. A partir de ese momento, surgió un 'dólar paralelo' con un marcador muy por encima del llamado 'dólar oficial' y su valor comenzó a anunciarse desde un portal denominado DolarToday.

Al no poder comprarse esta divisa libremente, la demanda infló su precio en el llamado mercado negro.

Aunque del 'dólar oficial' al 'paralelo' la diferencia en puntos por lo general es estrecha -al momento de esta investigación su valor era BS 22.715,94 el gubernamental y BS 24,472,09 el ilícito por cada dólar-, la realidad es otra. Como no hay acceso a los dólares en los bancos, quienes manejan el 'paralelo', tienen prácticamente el mercado sólo para ellos y marcan el ritmo del precio para quienes necesitan hacer transacciones de bienes y servicios en moneda extranjera.

Desde el Gobierno se cumple con la entrega de divisas a las empresas que necesitan comprar insumos o bienes fuera del mercado nacional. Sin embargo, quienes calculan el precio del 'dólar paralelo' publican casi a diario su propio monto. Entonces, cada vez que esto pasa, y sin necesidad de tener los dólares de manera tangible, el comercio marca nuevos costes a los bienes y servicios, basándose en el valor que refleje en sus canales la moneda estadounidense y devaluando con cada aumento la moneda nacional.

Liberar más bolívares también le abre las agallas a 'míster dólar'

En la búsqueda de estrategias para evitar que el bolívar soberano siga perdiendo valor, el Ejecutivo de Venezuela ha incrementado en varias oportunidades el salario de los trabajadores, pero inmediatamente el dólar reacciona subiendo su precio. Cuando la escalada iba rumbo a los 30.000 bolívares por cada dólar, las instituciones financieras gubernamentales hicieron una inyección de liquidez en bolívares para pagar a los proveedores y abordar todo lo concerniente al incremento del aumento en el salario de los trabajadores.

Los montantes liberados para dichos pagos oscilaban entre los 2,3 y los 2,6 billones de bolívares. Ante esta fluidez, el 'dólar paralelo' ha reaccionado aumentado su precio, porque al haber más bolívares en la calle, la demanda de dólares también sube. Con más dinero nacional circulando, los indices de compra también van creciendo y la divisa estadounidense se dispara. Es por esto que el presidente Maduro ha acudido al euro para contrarrestar el aumento del 'dólar paralelo', confiando en la moneda europea como antídoto para frenarlo.

Sólo queda la incertidumbre de saber si el Gobierno de Venezuela podrá inyectar esta misma cantidad de euros por periodos mensuales para estabilizar la economía o si el 'dólar paralelo' seguirá galopando.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más