El pasado domingo, los colombianos fueron llamados a las urnas para votar sus representantes ciudadanos. Lo que marcó estas elecciones fue la variedad de candidatos y candidatas que se presentaron. Durante esta campaña electoral, en todo el país, se presentaron 74 personas gays, lesbianas, bisexuales o transexuales. De estas, nueve ganaron la confianza del pueblo colombiano y fueron elegidos y elegidas para las cargas públicas por las cuales se presentaron.

Entre estas personas estaba Claudia López, que alcanzó un resultado destacable, por la primera vez en la historia del país y de Latinoamérica, una mujer lesbiana declarada fue elegida como alcaldesa de una capital.

El programa de gobierno

Candidata por el partido Alianza Verde, Claudia López se comprometió desde el principio de su campaña en la lucha para los derechos de todas las minorías, desde las mujeres hasta las poblaciones indígenas.

En su programa de gobierno, prometió eliminar cualquier forma de discriminación de género en la sociedad colombiana, como la violencia hacia a cualquier mujer. Evidenció también la urgencia de quitar la estigmatización hacia la comunidad LGBT.

Otro punto muy importante en su programa es la lucha contra el racismo y la xenofobia y la lucha hacia una mayor inclusión en la sociedad de las personas mayores y con discapacidad.

Entre otras dos de las promesas que más ayudaran el desarrollo de Bogotá, son una mejora de los medios de trasporte en la ciudad y un plan de inversión para la educación. De hecho la alcaldesa prometió la mayor inversión en el sector de la instrucción en la historia del país.

La vida de Claudia López

Claudia López nació en 1970 de una familia humilde, en la misma ciudad que la eligió como alcaldesa.

Su experiencia política empezó desde muy joven en el movimiento estudiantil ‘La Séptima Papeleta’, que promovió la Asamblea Constitucional en 1991.

Estudió un grado en Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales en la Universidad Externado de Colombia, con el auxilio de un crédito estatal y realizó una maestría en Administración Pública en la universidad Columbia, en Nueva York, y después un doctorado en Ciencias Políticas en Northwestern, Chicago.

Sus investigaciones sobre las votaciones atípicas en su país, evidenciaron en 2005 las conexiones entre clanes políticos y grupos armados de extrema derecha. En el 2014 entró en el senado de Colombia, mismo año en el cual promovió la consulta anticorrupción que obtuvo una fuerte aprobación, pero no alcanzó en ser realizada.

La importancia de la trasparencia

La prensa mundial, puso en evidencia el hecho que López sea la primera mujer lesbiana alcaldesa, un objetivo tan importante en Latinoamérica.

Dar relevancia a la preferencia sexual de la nueva alcaldesa de Bogotá podría parecer algo fútil, que no tiene a que ver con sus capacidades, pero la transparencia con la cual ella vive su vida de mujer lesbiana, puede ayudar a normalizar la percepción de la homosexualidad por parte de la población de Colombia como la de Latinoamérica, donde es todavía muy fuerte la estigmatización del colectivo LGBT.

En este sentido, la presencia de una persona homosexual que vive su vida en absoluta normalidad, puede llevar un mensaje positivo hacia a la colectividad. Símbolo de este mensaje es el beso que Claudia López dio a su esposa después de haber recibido los resultados de las elecciones, como cualquier político habría hecho con su pareja.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más