Desde que ganó las elecciones en Brasil, Jair Bolsonaro, el reaccionario presidente brasileño, se había mostrado cercano al gobierno de los Estados Unidos, interesado en tejer una nueva alianza que convierta a su país, la gran potencia económica y demográfica sudamericana, en el socio estratégico de Estados Unidos en la región.

Impulsado por el cambio de signo político en la región, con mayoría de gobiernos de derecha, Bolsonaro y su equipo estimaron que su diplomacia podía seguir tranquilamente la estrategia de alinearse a los gobiernos afines ideológicamente, como el de Trump, y liderar en la región.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, parece que la difusión de una encuesta reciente que da a la ex Presidenta Cristina Kirchner como ganadora en un eventual ballotage contra el actual Presidente Macri, produjo una modificación en esa estrategia.

Preocupación por Argentina

De este modo, en los últimos días, Bolsonaro no ha tenido ningún reparo en inmiscuirse en asuntos de Política interna de un país soberano, preocupado por el efecto que para su proyecto regional podría tener que en Argentina pierda un gobierno ideológicamente más afín, como es el actual.

Ayer, en una exposición difundida a través de sus redes sociales, el mandatario brasileño expresó que, en caso de ganar Cristina Fernandez de Kirchner “con seguridad la Argentina va a entrar en una situación como la de Venezuela” por lo que realizó un llamado a que “los hermanos argentinos tomen conciencia”, e incluso aconsejó tenerle paciencia a Macri en medio de la crisis económica actual, que ha provocado el desencanto de muchos ciudadanos que en 2015 votaron a Cambiemos. “Hay que luchar para que mejore o votar a alguien que esté en línea con él”, sostuvo en su discurso.

Anuncios

Finalizó su intervención volviendo sobre el punto inicial: “El posible voto a favor de Cristina Kirchner, que pido a Dios que no ocurra, convertirá nuestra querida Argentina en otra Venezuela y no queremos eso”. También asoció a Cristina con las anteriores gestiones de Dilma Rousseff y Lula.

A esto, debe sumarse su reciente decisión de visitar Buenos Aires el próximo 6 de junio

Repercusiones

Habrá que ver si esta irrupción de Bolsonaro en tema de política interna argentina genera algún impacto en el país, o queda por eso.

En principio, no parece probable que los votantes argentinos vayan a decidir su voto por lo que pueda opinar o no el mandatario brasileño, sino que decidirán su voto por otros temas más cercanos y relevantes para ellos.

Donde sí impacta, y es una señal de apoyo, es en la estrategia electoral de Cambiemos, que apuesta decididamente a polarizar la elección con el peronismo-kirchnerista; estrategia que le resultó efectiva en las elecciones de 2015 y 2017, pero que, con el dólar y la inflación por las nubes, empieza a dar señales de no ser suficiente para ganar.

Anuncios

En los últimos días, incluso, se han tejido especulaciones en torno a un posible "Plan V", en referencia a la posible candidatura presidencial de la actual gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, desplazando a la alicaída figura del actual Presidente.

Haz clic para leer más