El gobierno de Francia ha decido prohibir cualquier tipo de manifestaciones en los Campos Elíseos. Todo surgió el pasado sábado 16 cuando manifestantes protagonizaron hechos violentos dejando importantes destrozos en propiedades publicas y privadas.

Una de las medidas anunciadas por el primer ministro fue la destitución inmediata del prefecto de la policía de París, Michel Delpuech, aunado a la posibilidad de prohibir las manifestaciones en esta y otras zonas de la ciudad.

Anuncios
Anuncios

Según el primer ministro Édouard Philippe, estas medidas están tomadas conforme a la seguridad de los ciudadanos y las propiedades.

Todo con motivo a lo ocurrido el pasado sábado donde miembros del denominado grupo los chalecos amarillos, dejaron gran parte de los establecimientos, de los Campos Elíseos de París destrozados y con claras señales de saqueo y actos vandálicos. De acuerdo con el primer ministro, la forma en que se ejecutaron las estrategias para mantener el orden público no fueron las correctas.

Anuncios

Esto ocasionó, la pérdida de control durante la protesta y, por ende, el destrozo de distintos locales y recintos de la zona. Por tal motivo, el gobierno ha solicitado la destitución del jefe de la policía. También informó que, Didier Lallement actual prefecto de Nueva Aquitania tomará su lugar desde este miércoles.

Se prohíben las manifestaciones en algunas zonas de la capital francesa

El primer ministro francés ha enfatizado en la necesidad de mantener el orden público durante las manifestaciones que puedan surgir en los próximos días.

Recalcando que en toda manifestación catalogada como pacífica, estarán presentes fuerzas policiales para garantizar la seguridad y orden de los presentes.

Esto con la finalidad, de neutralizar cualquier acción violenta de posibles chalecos amarillos que estén infiltrados en las manifestaciones. Del mismo modo anunció que, de seguirse presentando este tipo de hechos violentos, todo tipo de protesta será prohibida en los Campos Elíseos y otras zonas aledañas al lugar.

Ahora la policía contara con otros medios para generar mejores resultados con respecto al orden público. Sumado a que todo aquel que se encuentre manifestando en alguna zona prohibida, deberá abonar una multa de 135 euros. Por otra parte, ha recalcado que, todos los que se presentaron el pasado sábado no eran manifestantes sino miembros de una banda que solo deseaba saquear, robar e incendiar la propiedad privada.

Mayor control y resguardo en París

Philippe ha querido anunciar que, dentro de las medidas, también dotara a la policía de drones para mantener una mejor visualización de lo que este sucediendo para el momento de las manifestaciones.

Comentó también, que el uso de pinturas de colores hará mas sencillo dar con los responsables de actos violentos.

Anuncios

Así también, la policía de París cuenta con la orden inmediata de disolver cualquier grupo vandálico sospechoso que pueda estar alterando el orden dentro de las zonas donde exista la prohibición a manifestar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más