Según ha publicado el New York Times, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, habría comprado votos de ciudadanos en la nación suramericana a través de comida y medicamentos durante las elecciones presidenciales de 2018.

Según el periodista que firma el artículo, Maduro habría usado a su favor el colapso en la economía venezolana para poder mantenerse el poder. En el artículo se asegura que el Gobierno de Venezuela habría amenazado a sus ciudadanos, advirtiéndoles que si no votaban por Nicolás Maduro, dejarían de recibir subsidios o tratamientos médicos, lo que se podría considerar como un chantaje.

Maduro habría prometido ayudas económicas y comida a ciudadanos que estaban pasando hambre

Una de las declaraciones que utiliza el periodista para defender esta teoría es el de 16 miembros de las misiones médicas de Cuba a tierras venezolanas, que llevaron a cabo la descripción de un sistema de manipulación política que se ha realizado de manera deliberada, como no usar medicinas consideradas de primera necesidad en pacientes que las necesitan y reservarlas para la campaña electoral.

Según estos miembros, Maduro y su equipo han utilizado a su favor la crisis económica que está viviendo su pueblo para poder mantener el poder en el país: han prometido ayudas económicas adicionales, comida a ciudadanos que estaban pasando hambre...

todo si Nicolás Maduro ganaba las elecciones y exigían que las personas que iban a votar enseñasen el carnet de identificación partidista si querían formar parte del reparto de comida.

Algunos médicos habrían sido cómplices

Las fuentes del artículo han apuntado a que el gobierno tenía distintas técnicas de presión, desde unos sencillos recordatorios para que los ciudadanos votasen hasta negar tratamientos médicos a los simpatizantes de la oposición que podrían llevar a la muerte.

Por otro lado, estos miembros de las misiones médicas aseguran que se les mandó ir puerta a puerta por los barrios más pobres para ofrecer determinados medicamentos y que amenazasen a los ciudadanos que se les cortaría el acceso a esa medicación si no votaban a Nicolás Maduro o a sus candidatos. Varios médicos reconocen que se les obligó a realizar este tipo de amenazas, pero con la puerta cerrada, en las consultas cuyos pacientes padecen enfermedades de tipo crónico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!