Se llama Drag queen story hour (DQSH) y es una iniciativa que se celebra cada mes en muchos sitios conectados con la cultura de Estados Unidos y de Europa. En esta hora, una drag queen lee una historia a un público heterogéneo, ya que es abierta a quien quiera participar. Esta iniciativa fue creada para enseñar a las nuevas generaciones la importancia de la diversidad, pero, ya desde el mes de agosto del verano pasado, subió el número de protestas hacia a este evento.

Anuncios
Anuncios

Esta tipología de eventos, donde cualquier persona puede leer a un público una historia, un trozo de un libro, una poesía, para incentivar la lectura. Se realiza en las librerías americanas ya desde muchos años, y nadie crea problema si la persona está disfrazada de algo. Que sea una princesa o un dinosaurio. Suerte distinta encontraron las drag queens, víctima de propagandas homófoba por parte de quien considera estos eventos como peligrosos.

Un evento para la inclusión

Estas lecturas, sirven para dar la posibilidad a los niños y niñas, de conocer una persona que no corresponde a los rígidos estándares de representación de género que la sociedad impone.

Por muchos ayuntamientos, esto puede ayudar a una más fuerte inclusión de todo lo que está considerado ‘distinto’ de la norma. Como el mismo alcalde de la ciudad de Huntington Woods (en Estados Unidos), declara al Detroit free press, estos eventos pueden, a largo plazo, ayudar a prevenir bullying, suicidios y depresión, de quien no se reconoce en los géneros establecidos y en su representación.

También si hay lados positivos en estas manifestaciones, muchos padres se oponen a su realización.

Anuncios

Algunas personas, consideran que este tipo de representación, pueda confundir la percepción de género de los más pequeños, también si este tipo de eventos se celebran en bibliotecas, museos, y otros lugares donde no es obligatoria la participación de toda la ciudadanía. Siempre el alcalde de Huntington Woods, afirmó el 20 enero pasado, que está manifestaciones son de carácter libre, es decir, que si un padre no se siente cómodo en llevar su hijo o hija a estas lecturas públicas, no tiene alguna obligación en hacerlo.

Las protestas

Se organizaron diversas y fuertes protestas contra ese tipo de eventos, como en Rahway(New Jersey) el pasado agosto, que fue entre las más fuertes. Las personas que organizaron estas protestas consideran la Drag queen story hour, como un lavaje del cerebro de los niños para promocionar la cultura LGBTIQ.

Estas protestas,no ahorraron tampoco Europa. Desde el anuncio que la famosa drag queen Alyssa Van Delle, realizará en la librería Taunton (Inglaterra) en febrero en ocasión del mes de la historia LGBT, una lectura de cuentos con temáticas inclusivas, muchos fueron las protestas en las áreas sociales hacia a este evento que, como los mismos organizadores declararon a la BBC, está realizado únicamente para promover la tolerancia y luchar contra el bullying.

Anuncios

La cuestión es que también si mucha gente considera las drag queens como un símbolo de exageración, ellas son, por la mayoría de las veces, las primeras activistas en la comunidad ciudadana como en la LGTBIQ.

Haz clic para leer más