El cohete ruso Soyuz tuvo un fallo minutos después de despegar, lo que provocó que los dos miembros de la tripulación, un estadounidense y un ruso, tuvieran que decidirse por un sistema de escape que los ayudó a aterrizar de emergencia a unos 400 kilómetros del lugar del lanzamiento en las estepas de Kazajstán.

El ruso Alekséi Ovchinin y el norteamericano Nick Hague, que iban a bordo de la cápsula Soyuz MS-10, pudieron aterrizar sanos y salvos. La nave se dirigía a la Estación Espacial Internacional.

Rusia suspende todos los lanzamientos tripulados

Las autoridades de Rusia decidieron suspender los lanzamientos tripulados del dia hasta que se sepan cuáles fueron las razones del incidente. Ademas, el Comité de Investigación, equivalente a la fiscalía en España, inició una investigación del caso por una supuesta "violación de las normas de seguridad".

El cohete fue lanzado desde el Cosmódromo de Baikonur en Kazajstán, pero pasó algo inesperado en el funcionamiento del mismo que no permitió que la segunda etapa se iniciara.

Aproximadamente a los dos minutos ocurrió el incidente y todavía no se sabe ciertamente qué fue lo que ocurrió con el 65 lanzamiento de este cohete Soyuz FG. La Soyuz MS-10 tenía como objetivo unirse, luego de una horas de vuelo, a Alexander Gerts, Dmitri Prokopiev y Serena Auñón-Chancellor, tripulantes de la Estación Espacial Internacional desde el mes de junio.

La nave espacial entra en un descenso balístico

Según las informaciones, la tripulación, entraron en "modo de descenso balístico", que la NASA tuiteó "un ángulo de aterrizaje más agudo en comparación con lo normal".

La cápsula donde estaban los dos astronautas se separó del cohete propulsor y se lanzó en paracaídas. En ese momento, un equipo especializado de rescatistas en helicópteros los encontraron en la zona de aterrizaje.

Los astronautas tenían previsto salir al espacio para reemplazar baterías, también en la programación habían dos caminatas espaciales estadounidenses, en este mes de octubre, asimismo, un paseo espacial de cosmonautas rusos para examinar el agujero en la nave Soyuz, pero todos estos proyectos se tuvieron que cancelar por el incidente ocurrido.

No es la primera vez que algo similar ocurre

Este accidente inusual representa una segunda vez en la historia que ocurre algo similar, en donde es necesario recurrir al sistema de emergencia, para dividir la cápsula espacial del cohete propulsor.

"Estoy agradecido de que todos estén a salvo... Se llevará a cabo una investigación exhaustiva sobre la causa del incidente", dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine.

"

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más