Stephen Wood es el nombre de pila de "Karen White". Fue acusado de violar a una mujer y tras declararse transgénero, fue recluido en una prisión de mujeres. Una vez en la cárcel, Karen violó a cuatro reclusas.

Se hacía llamar Karen

Aunque su sexo genético es masculino, Stephen Wood, de 52 años de edad, se identificó con el sexo opuesto y se hizo llamar "Karen White". Wood fue enviado a la cárcel acusado de cometer varios delitos sexuales.

Entre ellos, varias violaciones contra mujeres. Sin embargo, durante su juicio, que se llevó a cabo en el 2016, el transgénero confesó que se identificaba con el género femenino a pesar de mantener aún sus genitales de hombre.

Wood, quien hasta el momento no ha sido intervenido quirúrgicamente para cambiarse de sexo, fue condenado a prisión por los delitos cometidos y por su confesión fue encarcelado en una prisión de mujeres. Fue así como"Karen White" llegó a la prisión femenina 'New Hall', cerca de Wakefield, West Yorkshire, al norte de Inglaterra.

Violó a cuatro mujeres en la cárcel

Este delincuente sexual ya condenado fue admitido en la prisión femenina New Hall, donde al parecer atacó sexualmente a cuatro reclusas. Hasta el momento, el transgénero ya reconoció ante un juez haber cometido dos de las agresiones de las que se le acusa. En virtud de lo sucedido, las autoridades carcelarias decidieron trasladarlo hasta una prisión para hombres ubicada en Leeds, a poca distancia de la prisión New Hall.

Hay más transgéneros encarcelados

Según ha reseñado la cadena BBC, existen más de un centenar de transgéneros presos en cárceles británicas, de los cuales más de la mitad fueron condenados por agresiones sexuales; y más de una veintena están recluidos en prisiones para mujeres. Un miembro del sistema penitenciario británico indicó que las autoridades vigilan que en las prisiones todos los reos, incluidos los transgéneros, sean tratados de manera justa y de acuerdo a la ley.

Esto debido a que la prioridad para ellos es la seguridad de todos los reclusos, por igual.

Esto ha generado mucha polémica, y en relación a esto, Frances Crook, directora de la organización británica Howard League para la Reforma Penal, señaló a un diario local que muchas mujeres están expuestas a muchos riesgos debido a la política penitenciaria que se lleva a cabo en el país. Crook considera que las prisiones se han visto afectadas, por lo que se han impuesto medidas a los trabajadores para que no acontezcan estos delitos dentro de las prisiones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más