El presidente de Colombia, Iván Duque, y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, hablaron vía telefónica el día miércoles sobre la situación de Venezuela. Ellos estuvieron de acuerdo en mantener la presión contra el gobierno venezolano, por la crisis humanitaria que atraviesa el país suramericano.

Los dos dirigentes discutieron sobre la grave crisis económica y humanitaria por la que está atravesando Venezuela y las consecuencias que ha tenido esto a nivel regional. Ellos se han comprometido en seguir avanzando por buscar una solución ante esta terrible crisis.

Mike Pence destaca la labor de Iván Duque

El vicepresidente de los Estados Unidos destacó el trabajo que ha llevado a cabo el recién electo presidente colombiano, de enfrentar la crisis migratoria venezolana. Miles de venezolanos diariamente cruzan la frontera colombo-venezolana huyendo de las consecuencias del gobierno impuesto por el el presidente Maduro.

El mandatario colombiano, ha manifestado que continuará brindando su apoyo a los ciudadanos venezolanos que actualmente están pasando por una difícil situación.

Pero, de igual forma, ha pedido el apoyo internacional; hace un llamado a los países, para que se involucren en este éxodo masivo que ha impactado también a los otros países.

El presidente colombiano ha mostrado su apoyo a aquellas personas que están sufriendo escasez, opresión y violencia en Venezuela. Duque antes de llegar a la presidencia buscaba brindar ayuda al vecino país, este era uno de sus proyectos que promovió en su campaña electoral.

Asimismo, Pence se destacó la labor que está haciendo Duque por combatir el narcotráfico en Colombia. El presidente Donald Trump criticó como hecho alarmante el incremento de cultivos ilícitos en Colombia con el anterior presidente. Por su parte, Iván Duque ha manifestado mucha satisfacción por la ayuda que está recibiendo por parte del gobierno de Estados Unidos para poder combatir el negocio ilícito de las drogas.

La crisis migratoria de Venezuela

La situación actual de Venezuela, generada por malas políticas del Gobierno de Nicolás Maduro, ha ocasionado una gran ola migratoria. Diversas naciones de Latinoamérica, en conjunto con Estados Unidos, y países de la Unión Europea, se han reunido en numerosas ocasiones para tratar la crisis migratoria de la mejor manera.

Las consecuencias de la crisis humanitaria y migratoria en Venezuela, repercuten a nivel regional, por lo que el apoyo a los países receptores, es y seguirá siendo clave en esta etapa.

Muchos líderes y mandatarios se han comprometido a no dejar de presionar al gobierno venezolano para afrontar el 'colapso de la democracia'.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más