El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió una carta del líder norcoreano Kim Jong-un pidiendo una segunda reunión y la Casa Blanca ya está considerando programar una. Así lo informó el lunes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El presidente de Estados Unidos y el líder norcoreano han estado discutiendo sobre la desnuclearización de la península norcoreana desde su primer encuentro en la Cumbre del 12 de junio.

Pero, tras la importante reunión aún no se han concretado detalles sobre cómo Kim Jong-un podría dejar definitivamente el programa de armas nucleares que amenaza tanto a Estados Unidos y al mundo.

Donald Trump frente a Kim Jong-un

Aunque los dos líderes desde el mes de junio quedaron en verse nuevamente para retomar el tema, los detalles de la próxima reunión no se habían establecido. Pero con el primer paso que dio Kim Jong-un, todo apunta a que el líder norcoreano está dispuesto a verse de frente otra vez con Donald Trump.

Sarah Sanders describió la carta como cálida y positiva, y destacó que en el desfile militar en Pyongyang no hubo misiles de largo alcance.

Por supuesto, esto Estados Unidos lo tomó como una señal de que las negociaciones ha estado dando frutos.

Trump también elogió a Kim por el desfile de bajo perfil. "Esta es una declaración grande y muy positiva de Corea del Norte", el presidente tuiteó el domingo sobre el desfile. "Gracias al Presidente Kim. ¡Ambos probaremos que todos están equivocados!".

Luego de la Cumbre, la relación entre Trump y Kim al parecer se ha enfriado.

Hace unos días el mandatario norteamericano publicó en su cuenta de Twitter que las relaciones con Corea del Norte no iban en progreso y señaló como culpable a China por esto. "El presidente Donald J. Trump cree de veras que Corea del Norte está bajo una tremenda presión de China debido a nuestras disputados comerciales con el Gobierno chino", dijo el mandatario en la red social.

Corea del Norte no toma acciones concretas

El organismo de control atómico de la Organización de las Naciones Unidas ha manifestado preocupación sobre la continuación del programa nuclear del país, ya que Corea del Norte no ha anunciado el contenido de su arsenal atómico ni ha tomado acciones específicas para completar la desnuclearización prometida.

Es cierto que el líder Kim Jong-un decidió destruir una parte de sus armas nucleares como uno de los sitios de prueba utilizados para su arsenal, pero todavía le queda muchas más acciones que tomar para poner fin al programa de armas.

Corea del Norte ha demandado avances en la firma de un tratado de paz con el Sur de tal forma que termine el conflicto que aún está establecido en la península. Pero es importante que se ejecuten los pasos concretos para el desmantelamiento de su arsenal, esta es la exigencia que le pide constantemente la Casa Blanca.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más