Este jueves, el gobierno colombiano solicitó al Ejército de Liberación Nacional (ELN) que aclarase si sus tropas se encuentran refugiadas en territorio venezolano. La petición de Colombia se realizó a horas de que se venza el plazo establecido para la evaluación de si reanuda o no el proceso de paz con esa fuerza de guerrilla.

ELN debe aclarar la situación

Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz, señaló que el Gobierno colombiano dirigido por el recién electo Iván Duque le preocupa la presencia del ELN en tierras venezolanas.

Sobre todo por el hecho de que está pautada una posible reanudación del diálogo para la paz, iniciado durante el año 2017, el cual sugiere una nueva tregua y un nuevo cese al fuego.

Ceballos afirma que la organización paramilitar debe aclarar ese punto muy bien puesto que, a su juicio, si parte de los miembros de la organización se encuentran escondidos en un país extranjero es imposible considerar un cese al fuego.

Agregó que es muy difícil garantizar cualquier posibilidad de diálogo si el ELN cuenta con tropas armadas en otro país.

La promesa de Iván Duque

Entre las promesas electorales del presidente colombiano, Ivan Duque, se cuenta con “endurecer las conversaciones” con la guerrilla. Duque, quien asumió el mandato el pasado 7 de agosto, aseguró dar continuidad a las actividades iniciadas por el expresidente, Juan Manuel Santos.

Exigencias del Gobierno

El plazo de 30 días que el Gobierno de Colombia estableció para evaluar la posibilidad de un retorno al diálogo con el ELN ha vencido, por lo que Duque exige a la guerrilla la liberación de todos los cautivos que tiene en su poder, que establezca sus puntos de concentración en sitios bajo supervisión de los entes internacionales y que, de una vez por todas, le den fin a sus actividades criminales.

Estas son las condiciones del Gobierno colombiano para retomar las conversaciones y poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

El ELN dejó en libertad a tres militares colombianos que habían sido secuestrados en el fronterizo departamento de Arauca el pasado miércoles. Sin embargo, se cree que este ejército irregular tiene en su poder a unas seis personas entre militares y civiles.

Durante el Gobierno de Santos

Antes del fin del mandato de Santos, se hacían negociaciones con el ELN, en las que se incluía una agenda macro y un nuevo cese al fuego. Esto ocurrió tras el pacto logrado entre los meses de octubre 2017 y enero de 2018 en el que ambas partes denunciaron incumplimientos. El Gobierno de Santos y su alto mando militar denunciaron en múltiples oportunidades que los altos comandantes del ELN y otros frentes guerrilleros se resguardaban en el territorio de Venezuela. Esta situación se facilita por la amplia extensión de frontera existente entre ambos países, la cual supera los 2.200 kilómetros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más