Wilbur Ross, el secretario de Comercio de Estados Unidos, llevó a cabo un desvío de dinero o robo directamente a sus socios empresariales de una considerable cantidad de dinero, específicamente, unos 120 millones de dólares. Esta información se muestra en un reportaje publicado este martes en la revista Forbes, en la cual se presenta 21 testimonios de personas hablando al respecto.

Puede pasar a ser uno de los mayores estafadores de la historia de su país

Por consiguiente, hay que destacar que si el 50% de las acusaciones son veraces, el secretario de Comercio vigente en este tiempo podrá estar entre los mayores estafadores de la historia de su país, esto fue lo que reveló Forbes.

Se calcula que el patrimonio o la riqueza de Ross es de aproximadamente unos 700 millones de dólares.

En consecuencia, Dan Alexander, el autor del artículo hizo referencia a las declaraciones de los compañeros de trabajo sobre el delito. El periodista se mostró de acuerdo con los testimonios dados sobre el actual secretario de Comercio, manifestando que lo concibe como un hombre obsesionado por lucrarse y siempre mantenerse desconectado de los hechos, comportándose como un modelo a seguir.

Asimismo, la gran mayoría de las personas que testificaron lo acusan de robar directamente algunos millones de dólares, así como de desviarlo a varios lugares. Todas estas transacciones ilícitas en total ascienden a unos 120 millones de dólares, es decir unos 108 millones de euros aproximadamente.

Roos refuta a la revista

Por otra parte, Ross le indicó a la revista que el caso no tiene fundamento, subrayando también que la Comisión de Mercado de Valores (SEC) nunca tomó medidas legales.

Sin embargo, el artículo de Forbes también menciona una sanción de 2,3 millones que el regulador impuso a la empresa en 2016, supuestamente por fraude y porque engañó a los inversores.

De igual manera, cuando la SEC impuso esa multa, se señaló que la empresa de Ross había adquirido 11,9 millones de dólares que presuntamente había obtenido de sus inversores, más los intereses, mientras administraba la empresa.

Cabe destacar que, Forbes cita una queja presentada ante el tribunal en 2005 por un antiguo vicepresidente de WL Ross, en la cual éste solicitaba 20 millones por supuestamente el empresario intentar quedarse con los dividendos o utilidades. Ante esta situación ambos llegaron a un consenso secreto, donde otros exfuncionarios dicen haber logrado obtener unos 10 millones de euros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más