Santiago Silva, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, admitió que existen flaquezas en el liderazgo de la institución religiosa. El líder eclesiástico aseguró la existencia de debilidades ante la grave crisis que atraviesa la iglesia católica por las recientes denuncias de abuso sexual por parte de algunos sacerdotes y religiosos en contra de menores de edad. Esta situación se ha visto agravada por el encubrimiento de estos actos por parte de altos funcionarios del clero.

Admitió flaquezas

Silva, en declaraciones divulgadas este domingo 5 de julio, admitió que el liderazgo es una de las flaquezas que se han identificado en el seno de la iglesia y que él no está ajeno a esa debilidad. El sacerdote preside desde el año 2016 la Conferencia Episcopal de Chile. Al respecto, aseveró que no es fácil ocupar el cargo de presidente de la Conferencia Episcopal chilena, en estos momentos en los que la institución sufre uno de los periodos más difíciles de su historia.

La crisis de la iglesia se agudizó tras el llamado que hiciera la justicia civil al arzobispo de Santiago, el Cardenal Ricardo Ezzati, para declarar en calidad de imputado. Ezzatti es acusado de encubrir los delitos de abuso sexual y pederastia cometidos por el sacerdote Oscar Muñoz, quien fuera su mano derecha durante años.

Las acusaciones sobre el Cardenal Ezzatti por el delito de encubrimiento y todos los cuestionamientos que sobre él pesan, es por ello que llevaron al líder eclesiástico a tomar la decisión de no oficiar la tradicional misa por las fiestas patrias de Chile el 18 de septiembre, el “Te Deum de la patria”.

En su lugar estará monseñor, Juan de la Cruz Suarez, por solicitud expresa del propio Ezzatti.

Al respecto, Silva valoró la decisión del Cardenal Ezzatti y aseguró que “todo pastor está llamado a ser prudente y velar por el bien de la comunidad”. Además, resaltó la importancia de esta ceremonia tan importante para todo el país, por lo cual amerita ser cuidada. Silva manifestó que los modos de evangelizar no parecen corresponder a lo que el tiempo presente demanda.

Acciones en la iglesia

Al inicio de la semana pasada, la alta jerarquía eclesiástica se congregó en una asamblea extraordinaria con el objetivo de disertar sobre la crisis que vive la Iglesia católica en ese país y formular las estrategias a seguir en los ámbitos local, regional y nacional.

Previamente, en el mes de mayo, todos los obispos de Chile pusieron sus cargos a la orden con motivo de los escándalos sexuales. Ante esta situación, el papa Francisco aceptó la renuncia de sólo cinco de ellos. Cabe destacar que cuatro de estos obispos han sido señalados de de encubrir delitos sexuales en la iglesia y al menos 42 sacerdotes y un diacono han sido condenados por estos hechos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más