Víctor Agustín Cuadras, tiene 25 años, estudia Ingeniería química, en la universidad nacional de ingeniería (UNI), trabajaba en control de calidad en una empresa colombiana, Cuadras refiere que más de 350 personas han muerto, que hay más de tres mil heridos y que 169 personas están desaparecidas desde el inicio de las protestas en el mes de abril. La familia de Cuadras apoyó al Frente Sandinista de Liberación Nacional de Ortega.

Cuando eran torturados oían voces con acento cubano y venezolano

El joven Cuadras argumenta, que los agentes de inteligencia cubana y también venezolanos están involucrados en los hechos de violencia y tortura en Nicaragua, en el gobierno de Ortega desde el 2007. En Nicaragua se está ejecutando la receta que Ortega copió de Castro y que ha sido aplicada también en Venezuela, en relación a la represión y las torturas.

Cuadras dice que hay muchas personas que fueron aprendidas durante las protestas que fueron torturadas y que escuchaban voces con acento cubano y también venezolano.

Cuadras refiere que esta estrategia fue implementada en Cuba y Venezuela, y se ejecuta en Nicaragua, es llevada a cabo con el fin de desmotivarlos y que no salgan a protestar a las calles, por temor a las represalias, detenciones arbitrarias y a las torturas.

Los estudiantes poseen como armas contra el régimen sus teléfonos móviles

Cuadras era un estudiante normal, antes de iniciar las protestas en el mes de abril hoy es un líder estudiantil.

Los líderes estudiantiles denuncian los abusos y delitos cometidos contra los derechos humanos, y la severa crisis política y social que se vive en Nicaragua. Es con sus teléfonos y a través de las redes que muestran al mundo lo que pasa en Nicaragua.

Los grupos paramilitares asaltan las residencias, detienen a quienes exigen la renuncia de Daniel Ortega, los torturan, y los ejecutan como es el caso de un amigo de Cuadras que apareció ajusticiado, estos asesinatos tienen la finalidad de intimidar a la población nicaragüense.

El régimen de Ortega, moviliza a los paramilitares en los vehículos el estado y aterrorizan a la población, todo ello se evidencia en cámaras de seguridad y en videos realizados con teléfonos.

La mayoría de los ejecutados presentan disparos en la cabeza o en el tórax.

El director ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva ha denunciado que grupos paramilitares realizan allanamientos a viviendas y dañan la propiedad privada, capturan, torturan, asesinan a los nicaragüenses. Para Leiva, los grupos paramilitares están “dirigidos por grupos afines a la ideología del Gobierno de Ortega”.

Nicaragua está gobernada por genocidas que tienen al país sumido en el terrorismo de estado.

Es por ello que el pueblo de Nicaragua exige su renuncia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más